ELSALMON - Revista

... Gracias por elegir la dirección contraria, la de el salmón, que frente a la corriente reinvindica la vida y la dignidad como principios supremos de una Colombia justiciera y soberana... ¿Calamar o Salmón? http://elsalmonurbano.blogspot.com

“¿Estará Santos dispuesto a responder por su crimen confeso, el asesinato de Alfonso Cano?”, Timochenko



El jefe de las Farc da su visión sobre la muerte de Cano, contraria a la de las FF.MM. Dice que fue sentenciado a una pena de muerte, cuando Santos ordenó hundir el gatillo en pleno proceso de paz.
|Por: |

Este es el texto escrito por Timochenko:
La noche del 4 de noviembre de 2011 Colombia y el resto del mundo fueron sorprendidos por la noticia de la muerte del Comandante Alfonso Cano tras una operación militar en el departamento del Cauca. Sucesivamente fueron saliendo a la luz los pormenores del hecho, descrito como un intenso bombardeo aéreo, acompañado de un largo ametrallamiento, que terminó dejando aislado e inerme al jefe guerrillero desde las primeras horas de la mañana.
En esas condiciones, las fuerzas especiales y las tropas que desembarcaron de los helicópteros artillados terminaron por localizar al Comandante de las FARC, cuando se hallaba solitario en medio de la manigua. De eso existen numerosas evidencias, suministradas a la prensa por diversos voceros oficiales. Se sabe por lo mismo que en el momento de enfrentarse a la muerte, el martirizado líder revolucionario se hallaba en absoluto estado de indefensión.
De conformidad con la opinión de numerosos asesores y expertos en las diversas ramas del derecho internacional, en esas circunstancias, un numeroso grupo de combatientes entrenados con rigor en las más exigentes situaciones de la guerra, vendrían a conformar una fuerza absolutamente desproporcionada ante un adversario impotente. Alfonso Cano debió haber sido capturado y entregado a los jueces para ser sometido a una causa penal con arreglo a las leyes.
Así lo expresó con inusitado valor civil monseñor Monsalve, arzobispo de Cali, unos cuantos días después de acaecidos los hechos. Desde luego que atreverse en Colombia a levantar un dedo acusador contra las fuerzas militares y el gobierno nacional, acarrea la inmediata avalancha del sin número de defensores del orden establecido, encabezados como siempre por algún general furioso y el atado de comentaristas y editorialistas de la gran prensa adictos al crimen.
Para que cualquier  otro ciudadano que intente dárselas de héroe, recuerde de inmediato a su familia e intereses personales antes de atreverse a exponer su propia vida al peligro. Que así es este país lo prueban millones de víctimas. Y una insurgencia armada con más de medio siglo de historia. Los guerrilleros podemos decir lo que le está vedado a la mayoría intimidada, y es por eso que procedo a referir aquí lo que comenta tanta gente en voz baja.
El Presidente Santos, tras conocerse la noticia, no sólo reconoció haber llorado de felicidad al enterarse, sino que a medida que su soberbia fue creciendo, se dedicó a publicar que la orden había sido emitida directamente por él tras haber sido consultado al respecto. En su más reciente afán por la reelección lo repitió muchas veces, incluido el día 13 de junio de 2014, ante las cámaras de televisión, tras lo cual escenificó un arrebato de satisfacción.
Dicen los que saben, que la primera obligación que adquiere un Presidente al posesionarse es la de cumplir y hacer cumplir la Constitución Nacional y las leyes de la República, de las cuales  hacen parte los tratados y convenios internacionales suscritos por el país. Y expresan también los serios interrogantes que genera la pobre argumentación presidencial según la cual su orden de matar a Cano obedeció al hecho de que estamos en guerra. Reiterada confesión que excluye dudas.
Fundamentan su argumentación en disposiciones como estas. El artículo 4 del Protocolo II adicional a los Convenios de Ginebra, de obligatoria aceptación en los conflictos armados sin carácter internacional, dispone que quien haya dejado de participar en las hostilidades tiene derecho a que se respete su persona y a ser tratado con humanidad en toda circunstancia. Expresamente prohíbe ordenar que no haya supervivientes. ¿Acaso Alfonso no lo era?
El mismo Protocolo dispone la prohibición de matar por fuera del combate. Lo cual envuelve, por elemental lógica, dar la orden de hacerlo. Por otro lado se recuerda que el artículo 145 del Código Penal Colombiano considera como un acto de barbarie rematar heridos o enfermos. ¿Cabe incluir aquí a un solitario Alfonso Cano, superviviente de un brutal bombardeo y ametrallamiento, aturdido y casi ciego, reducido y rodeado por la enorme tropa enemiga?
Por su parte, la orden de no dejar sobrevivientes es elevada a la categoría de crimen de guerra en el Estatuto de la Corte Penal Internacional, artículo 8, numeral 2, literal I, que frecuentemente es invocado por el gobierno colombiano como advertencia jurídica en contra de la insurgencia, en cuanto norma de obligatorio acatamiento en nuestro país. ¿Y qué decir del literal VI que considera un crimen privar a un prisionero de guerra de su derecho a un juicio legítimo e imparcial?
El Presidente Santos y sus asesores debieron tomar en cuenta que la Convención Americana de Derechos Humanos o Pacto de San José de 1969, sólo admite la pena de muerte como consecuencia de una sentencia judicial debidamente ejecutoriada,  emitida por tribunal competente, de conformidad con una ley anterior que establezca tal pena y dictada con anterioridad al delito que se imputa.
Sin mencionar la Constitución Nacional de 1991, tan esgrimida por sus defensores como máxima consagración democrática en la historia de nuestro país, en cuyo artículo 11 se consagra la inviolabilidad del derecho a la vida y la prohibición de la pena de muerte. Es claro que tan formales garantías no pasan de ser una fórmula propagandística en un Estado que asesina oficialmente, con premeditación y alevosía, porque esas son, según el Presidente, las reglas del juego.
El presidente Santos ha reconocido ante la opinión pública, que efectivamente dio la orden de ejecutar extrajudicialmente a un prisionero de guerra herido, desarmado y fuera de combate, con el que además adelantaba conversaciones para iniciar un proceso de paz. El Presidente dirige constitucionalmente la fuerza pública y dispone de ella como comandante supremo, asumiendo incluso si lo considera conveniente la dirección de las operaciones de guerra.
De este y los innumerables crímenes sucedidos en este país habrá que tratar en los debates que sobre el tema de víctimas se iniciará próximamente en La Habana. Los crímenes de Estado configuran una nefasta tradición en Colombia y son ellos los causantes directos de la prolongada y heroica rebeldía armada de miles de colombianos. En la Mesa nos trazamos como máxima que no llegamos a pactar impunidades. ¿Estará Santos dispuesto a responder por su crimen confeso?
Montañas de Colombia, 27 de julio de 2014.
Imágenes: elpais.co

ANTIMINEROS: GRAN MARCHA DE ANTORCHAS Y DISFRACES EL 31 DE OCTUBRE EN IBAGUÉ




Esta movilización pacífica y nocturna es el resultado del dolor que sentimos todos los Tolimenses que vemos como la avalancha minera, que no va a traer el desarrollo que el gobierno nos dice, está comprometiendo nuestros ríos, nuestras montañas, nuestros animales, nuestros árboles, nuestra salud, nuestra tranquilidad y el futuro de nuestros hijos, sobrinos, y nietos. En diferentes municipios de nuestro departamento, se libran batallas individuales prácticamente entre unos (pocos) pobladores afectados y una multinacional con tanto dinero como para comprar el pueblo entero... caso Payande con Cemex, y una que está haciendo rotos en un nido de agua, Anglo Gold Ashanti, desde el momento en el que les estaban dando el permiso de exploración, en uno de los municipios donde la población rural ha sido la que ha surtido de comida las plazas de mercado no solo del Tolima, sino de Cundinamarca, Valle, Caldas, y hasta otros países en cuestión de exportaciones de Cafés especiales y Gulupa entre otros, sin tener en cuenta que aun hay muchas cosas por hacer en la Caja Marcada en cuestiones de turismo, de investigación para producir alimentos sanos, de plantas medicinales, como herramienta en educación Agropecuaria, entre infinitas opciones donde la población se vería en realidad beneficiada.

Somos personas de barrio, de vereda, de la ciudad, del campo, profesionales, estudiantes, educadores, deportistas, músicos, artistas, trabajadores con familias enteras que no hacemos parte de ningún partido político en común. Somos la unión de la inconformidad de la Capital musical. Queremos que la consulta popular de Piedras-Tolima, donde sus pobladores se manifestaron en CONTRA de que a su pueblo llegaran los pedazos de Cajamarca para separar el oro de la roca (1gr de ORO por cada TONELADA DE MONTAÑA), tenga el respaldo del Alcalde de Ibaguè y que el gobierno nacional le de validez y sea la opinión de los afectados representada en Consultas Populares, la ULTIMA palabra al momento de tomar decisiones para llevar a cabo un megaproyectos de esa magnitud o de cualquier otra, ya que estamos seguros de que millones de dólares no nos van a poner la cascada donde estaba, ni el rió con peces, ni los ecosistemas que albergan tanta riqueza natural en su lugar, además de la muerte de toda la vida que esa montaña genera alimentando cultivos, animales, y dando el agua para tantas personas.

Por lo anterior y muchas cosas más marcharemos el día 31 de Octubre. Esta gran noche saldremos a las 6:00 con nuestros disfraces y antorchas (en el caso de los menores, velas), a cantar y a danzar por nuestra ciudad musical, desde la universidad del Tolima, hasta la Alcaldía de Ibague, y junto a nuestras familias gritaremos pacíficamente que queremos a Anglo Gold Ashanti y a las empresas promotoras de la muerte, FUERA del Tolima y de nuestro país Colombia.

Túnez convoca la próxima edición 2015 del Foro Social Mundial



|Por Sergio Ferrari*|

«El FSM le pertenece al movimiento altermundialista en su conjunto»

La primavera árabe vive una cierta frustración y retroceso. Con esta perspectiva la próxima edición del Foro Social Mundial que se realizará nuevamente en la capital de Túnez entre el 24 y el 28 de marzo del 2015 redobla su importancia. “Es necesario aumentar el nivel de conciencia de los ciudadanos para movilizar más en contra de las injusticias, de las desigualdades y en favor de la libertad y la dignidad de nuestros pueblos”, enfatiza el investigador económico marroquí Mimoun Rahmani, 46 años, miembro activo del Foro Social del Magreb. Rahmani es también un importante analista político y social de la región; militante de ATTAC (movimiento a favor de la aplicación de una Tasa Tobin para sancionar los capitales especulativos internacionales) y miembro del grupo de coordinación del Comité por la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo/ África (CADTM). Entrevista exclusiva.

Pregunta: El FSM se realizará de nuevo en Túnez en la última semana de marzo del año próximo. ¿Por qué repetir el mismo lugar que en 2013? ¿De dónde nació la propuesta?

MR: Sin duda alguna el FSM de Túnez en 2013 fue una de las ediciones de mayor éxito desde su nacimiento en el 2001 en Porto Alegre, Brasil. Y fue el mejor cónclave de esta naturaleza de los que se efectuaron hasta ahora en África (ndr: Kenia y Senegal). El proceso revolucionario y los levantamientos populares que se dieron en diversos países árabes han tenido una gran importancia. Por otra parte, el Consejo Internacional (ndr: instancia facilitadora del FSM), luego de la edición tunecina del 2013 hizo un balance muy positivo. También fue positiva la evaluación que en septiembre del 2013, en Túnez, hiciera el Comité de seguimiento del Foro Social del Magreb. Ambas instancias propusieron reflexionar a las organizaciones de esa zona del norte de África en general y a las tunecinas en particular, sobre una nueva candidatura para el 2015, para recibir por segunda vez consecutiva al FSM. Finalmente, en diciembre del 2013 en Casablanca, el Consejo Internacional tomó la decisión de realizar la edición 2015 en la capital tunecina. Y ahora la preparación de la misma entra en su fase decisiva…

 P: ¿Cuál es la visión desde el Magreb de lo que representa el Foro Social Mundial casi quince años después del nacimiento de este nuevo espacio de confluencia de la sociedad civil internacional?

 MR: El Foro es un espacio plural y diversificado pero también es un proceso que se desarrolla en el tiempo, con sus altos y bajos. No es un simple evento formal y en el mismo los movimientos sociales constituyen uno de los componentes esenciales de esta dinámica. En ese sentido, su presencia y participación activa es doblemente importante. Por una parte son dichos movimientos los que le fan fuerza al Foro y a su expansión. Por otra parte, es el Foro en sí mismo, en tanto espacio, el que permite a los movimientos sociales de hacer converger sus luchas específicas, rompiendo así el aislamiento de esas experiencias esenciales. Potencializando las articulaciones necesarias para que esas experiencias refuercen una lucha común contra el neoliberalismo y, en una forma general, contra la globalización capitalista. Es decir, una convergencia que tienda a modificar la relación de fuerzas a nivel mundial.

P: Insisto…: ¿el FSM entendido como un espacio abierto y convergente de la sociedad civil mundial?

MR: Pienso que el FSM no debe limitarse a ser « el espacio abierto de reflexión, debate de ideas democráticas, formulación de proposiciones, intercambio de experiencias”, tal como lo define su Carta de Principios. Debe también hacer visible las luchas sociales y jugar un rol de catalizador de esas luchas. Si no, no tiene mucha razón de existir. Y de ahí la importancia capital de movilizar más y más a los movimientos sociales tunecinos, magrebíes, africanos y de otras regiones del mundo para esta próxima edición 2015. El éxito del nuevo FSM dependerá, una vez más, de la participación activa de dichos movimientos sociales, de las organizaciones en lucha, de los campesinos y trabajadores, de los estudiantes, de los desempleados, de los jóvenes, de las mujeres, de los excluidos y marginalizados.

P: La dinámica post-primavera árabe en el norte de África vive un cierto retroceso… ¿Cuál es su interpretación sobre esa situación contextual regional en el marco de la cual se realizará el Foro 2015?

MR: Si los levantamientos populares en 2011 lograron tumbar las cabezas de los regímenes en Túnez y Egipto, no lograron sin embargo la derrota de los regímenes mismos. Si permitieron realizar algunos cambios pequeños en otros países árabes como Marruecos, no lograron que se introduzcan cambios políticos y económicos profundos. El proceso revolucionario es largo y necesita tiempo, energía y determinación. Al decir del Che Guevara, “En una revolución se triunfa o se muere”. Lamentablemente no se ve en ningún país de la región una fuerza política capaz de conducir un proceso revolucionario. Los gobiernos instalados, electos o impuestos, no promueven políticas para cambios que rompan con el pasado. En otras palabras, se repiten hoy las mismas opciones económicas neoliberales que antes; las mismas políticas públicas; y orientaciones semejantes dictadas por las instituciones financieras internacionales (Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial). En síntesis, se percibe hoy el mismo marco asfixiante o incluso peor, que el que desencadenó los levantamientos populares en la región a partir del 2011. En ese sentido, la nueva edición del Foro Social Mundial a realizarse en nuestra región es más que importante. Es necesaria en la medida en que permitirá, entre otras cosas, elevar el nivel de conciencia de los ciudadanos en la perspectiva de movilizarse más para enfrentar las injusticias y las desigualdades crecientes y a favor de la libertad y la dignidad de los pueblos.

P: Entre el 30 de octubre et le 1er de noviembre próximos, el Consejo Internacional del FSM, en tanto que instancia facilitadora del mismo, va a realizar un encuentro trascendente para la organización del evento de marzo próximo. Posiblemente defina también los ejes temáticos de Túnez 2015. ¿Desde su perspectiva magrebí, cuáles deberían ser esos contenidos esenciales?

MR: Como el Foro es un espacio muy diverso y como las actividades son auto-gestionadas, seguramente habrá una gran paleta de temáticas a discutir. Sin embargo, el contexto regional e internacional hace que ciertos ejes sean más prioritarios. A nivel regional, en primer lugar, el proceso revolucionario en curso, en particular en Túnez (ya que el mismo fue abortado en Egipto y en otros lugares). El FSM será una buena oportunidad para los movimientos sociales para hacer el balance de esos procesos. Otras temáticas estarán en el orden del día, entre ellas, el Islam político; los conflictos; la guerra y militarización; los derechos humanos y la libre expresión y opinión (teniendo en cuenta la persecución de militantes y activistas en la región) etc.

A nivel internacional, el contexto está profundamente marcado por la continuidad de la crisis global y sus consecuencias para la población tanto en el Norte como en el Sur: austeridad y planes de shock, la deuda, los acuerdos de libre cambio (acuerdo trasatlántico, entre Europa y las naciones del Mediterráneo; acuerdos de relaciones de contrapartes económicas- como el APE- entre la Unión Europea y ciertos países del África del oeste etc.). Y, por supuesto, la temática sensitiva sobre el clima que constituirá un centro de atención trascendente en el FSM 2015. Foro que deberá marcar un escalón importante en la preparación de las movilizaciones internacionales en torno a la Cumbre de la COP21 sobre el clima prevista para fin del 2015 en París.

P: ¿Qué podría hacer la comunidad internacional comprometida para reforzar la presencia de los movimientos sociales de la región magrebí?

MR: La solidaridad internacional es un imperativo. Deberá manifestarse en todo momento, expresando su apoyo a las diferentes luchas de los movimientos contra la injusticia, el racismo, o contra la represión por parte de las autoridades que buscan criminalizar a los movimientos sociales. Y exigir el pleno ejercicio de los derechos fundamentales, entre ellos a favor de la libertad de expresión y opinión. Es a través de este ejercicio solidario entre el Norte y el Sur que se podrá sostener y dar coraje a los movimientos sociales e implicarlos activamente en los Foros Sociales.

Es fundamental la solidaridad con las mujeres víctimas de estafas en los microcréditos en el sur de Marruecos o con las 595 mujeres de la función pública en lucha desde hace 11 meses contra su licenciamiento debido a medidas de austeridad impuestas por el Gobierno greco bajo tutela de las instituciones financieras internacionales y de la Unión Europea. O incluso la solidaridad con los jóvenes desempleados del sur de Túnez que estuvieron al origen mismo de la revolución y que sufren siempre los efectos de las políticas ultra liberales aplicadas por el Gobierno provisorio.

Es este tipo de solidaridad que necesitan los movimientos y que, eventualmente, podrá facilitarles de participar en el FSM 2015. Es importante que los organizadores del FSM aseguren ciertos recursos financieros para apoyar la presencia de estos movimientos e incluso, por qué no, de organizar una caravana que empiece en el sur de Túnez, parando en diferentes ciudades y localidades, para llegar a la capital el día de la apertura, el 24 de marzo. En esa caravana podrían participar delegados de las organizaciones y movimientos sociales del Magreb y a nivel internacional.

Insisto, el gran desafío de esta 2da edición del Foro en Túnez será la capacidad de movilizar y asegurar la presencia de los movimientos sociales.

 P: ¿En qué medida las próximas elecciones a realizarse en Túnez el 26 de octubre puede amenazar o complicar la realización del FSM?

 MR: El Gobierno tunecino ha expresado su acuerdo para que el FSM se realice en su país. El Comité local de organización está en discusión con las autoridades y el FSM se realizará, al igual que en el 2013, en el cómodo y extenso campus universitario de Al Manar. Pienso que el Gobierno que surgirá de las elecciones legislativas de la última semana de octubre, sea cual fuere su composición, no va querer poner en cuestión la realización del FSM. ¡Que aportará, incluso, ganancias económicas al país! Adicionalmente, estoy convencido que el FSM debe ser considerado como una conquista de los movimientos sociales. Cualquier eventual intento de prohibirlo debería ser enérgicamente condenado por el movimiento altermundialista que debería lanzar una amplia movilización internacional. El espacio del FSM pertenece al movimiento altermundialista en su conjunto quien debe apropiárselo efectivamente.
______________________________________

El FSM, de Túnez en 2015 a Montreal en 2016

Nacido en 2001 en Porto Alegre, Brasil, el Foro Social Mundial se ha realizado hasta ahora cinco veces en ese país sudamericano (2001, 2002 y 2003 y 2005 en Porto Alegre y 2009 en Belém de Para). Dos veces en África subsahariana (en 2007, en Nairobi, y en 2011 en Dakar), una vez en India (Mumbai, 2004) y la última edición en Túnez en 2013. Participaron allí más de 60 mil representantes de 4.500 organizaciones de 128 países. La próxima edición, entre el 24 y el 28 de marzo del 2015 nuevamente es convocada en la capital tunecina. La iniciativa de los organizadores magrebíes va de la mano de una propuesta más amplia denominada Quebec-Túnez, coordinada con la militancia canadiense, y que abarca el proceso del Foro para 2015 y 2016. La misma prevé la realización del FSM siguiente, en agosto 2016, en Montreal, Canadá. Falta todavía la decisión última del Consejo Internacional sobre la iniciativa canadiense. (Sergio Ferrari)

(*) Sergio Ferrari
Colaboración de prensa E-CHANGER/COMUNDO, organización de cooperación solidaria activamente presente en el FSM y co-organizadora de las delegaciones suizas a los FSM

Congreso de la República realizará audiencia pública sobre minera en Cajamarca - Tolima


CONGRESO DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA - SENADO DE LA REPÚBLICA INVITA A LAS COMUNIDADES CAMPESINAS DE CAJAMARCA Y DE LOS MUNICIPIOS DE LA CUENCA DEL RÍO COELLO a la Audiencia Pública aprobada mediante resolución 102 de 2014 de la plenaria del Senado de la República, que se llevará a cabo en el municipio de Cajamarca - Tolima el 25 de octubre del año en curso, de 8:00AM-3:00PM para discutir la situación de derechos humanos, consultas populares, y el ordenamiento territorial ambiental en Cajamarca y los municipios de la cuenca del Coello, municipios en donde se encuentra proyectada la explotación una de las minas de oro más grandes en Colombia denominada La Colosa.

La Audiencia surge como consecuencia de la demanda de las comunidades organizadas en torno a los Comités Ambientales del Tolima, teniendo en cuenta que al país le urge discutir la viabilidad jurídica de las consultas populares para el ejercicio de autonomía en las decisiones locales en materia de Ordenamiento Territorial, y específicamente en asuntos mineros, ambientales, productivos, etc.

La comunidad Tolimense requiere de un espacio para conocer aspectos integrales del proyecto “La Colosa” y sus efectos ambientales, sociales y económicos; es necesario discutir sobre diferentes figuras de ordenamiento territorial que actualmente actúan sobre el territorio, tales como: delimitación de páramos, distritos mineros, ajustes a los planes de manejo y ordenamiento de cuencas, etc.; y hacer seguimiento a la alerta temprana de 2013 sobre las afectaciones a los derechos humanos en Cajamarca.

Para el Congreso de la República es de gran relevancia contar con su presencia en ésta audiencia.

Agradeciendo su amable atención,
IVÁN CEPEDA CASTRO
Senador de la República

ALBA acuerda plan de acción contra el ébola en Cumbre en La Habana


 
|Por Rosa Miriam Elizalde|

En una Cumbre armada en tiempo récord –diez días-, los países de la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA) han dado una muestra de fuerza y unidad ante la propagación del virus del ébola al acordar de forma unánime una declaración de 23 puntos para prevenir la enfermedad en la región y generar recursos económicos y humanos que puedan ser enviados a los países africanos azotados por la epidemia.

Los países del bloque acordaron este lunes en La Habana, entre otras medidas urgentes, establecer mecanismos para diagnosticar y aislar casos de infección, diseñar y ejecutar campañas de educación pública, contribuir a la formación de personal especializado en países del ALBA y del Caribe, y crear grupos para capacitación en temas de bioseguridad y en uso de equipos ante casos sospechosos y confirmados.

En la cita participaron representantes de la Organización Mundial de la Salud y de la Organización Panamericana de la Salud, y se transmitió un videomensaje de Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud, con un llamado de atención dramático -“este es un virus implacable que no perdona ni el más mínimo error” y el reconocimiento de que el encuentro en La Habana “significa una esperanza” frente al “espantoso brote”.

La Cumbre reunió a los presidentes de Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, San Vicente y las Granadinas y Santa Lucía, y a los ministros de Salud de Ecuador, Dominica y Antigua y Barbuda, todos miembros del ALBA. El mandatario de Haití asistió en calidad de invitado, y también dignatarios de Granada y San Cristóbal y Nieves, naciones que solicitaron su ingreso al bloque.

El presidente Raúl Castro anunció la partida este martes de un grupo adicional de colaboradores de la Isla a Liberia y Guinea, que se suman a los 165 médicos y enfermeros que ya están en Sierra Leona para contribuir a combatir la epidemia. Recordó que más de 4 mil cooperantes cubanos de la salud laboran en 32 países africanos, que se incorporan al esfuerzo preventivo contra el ébola.

El mandatario cubano pidió no politizar la lucha contra el ébola y ofreció a Estados Unidos trabajar en común para combatir la epidemia.

“Tengo la convicción de que si esta amenaza no se frena y resuelve en África occidental con una respuesta internacional inmediata y eficaz con recursos suficientes, coordinada por la Organización Mundial de la Salud y la Organización de Naciones Unidas, puede convertirse en una de las pandemias más graves de la historia de la humanidad”, dijo al inaugurar la reunión.

Los esfuerzos de Cuba recibieron la felicitación de todos los oradores de la Cumbre, incluida la del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, quien envió un mensaje en el que reconocía que “el ébola es un gran problema global que exige una respuesta global masiva e inmediata”.

Desde que Cuba formó una brigada médica para ayudar a las víctimas de un fuerte terremoto que azotó Chile en 1960 –en medio de la deserción masiva del 50 por ciento de los del país que marcharon a los Estados Unidos– hasta el pasado año, el país envió 836 mil 142 civiles a 167 naciones diferentes como ayuda para enfrentar graves carencias, especialmente en la esfera de la salud. De esa cifra actualmente permanecen trabajando más de 64 mil 362 especialistas en 91 países, unos 48 mil 270 como personal de salud, incluyendo alrededor del 20% de los médicos del país, de acuerdo con datos oficiales.

En la reunión se recordó la declaración de la OMS, que ha pronosticado que dentro de dos meses podrían presentarse cada semana 10 mil casos nuevos de ébola en África occidental, un aumento dramático respecto de los 9 mil  totales reportados hasta ahora.

No se han reportado casos de ébola en América Latina y el Caribe, pero organismos de salud mundial reiteraron en la Cumbre que ningún país está exento de la enfermedad mortal.

Foto Ismael Francisco / Cubadebate / La Habana/Resumen Latinoamericano/ La Jornada/

Carta abierta de los internos en vía de extradición, dirigida a la ciudadanía en general



Carta abierta de los internos en vía de extradición, patios 12 y 16 de la cárcel La Picota de Bogotá, dirigida a los Senadores, Representantes, autoridades judiciales de Colombia y ciudadanía en general


Solidarizándonos con la protesta convocada por el Movimiento Nacional Carcelario el día de ayer, los internos en vía de extradición, patios 12 y 16 de la cárcel La Picota de Bogotá, en este momento nos negamos a recibir alimento y realizamos un cese general de actividades.

A esta hora el movimiento sucede en 13 de los 16 patios que componen la cárcel La Picota y tenemos informaciones que la manifestación se propaga a la cárcel de mujeres del Buen Pastor y muchas otras cárceles del país.

Los hombres y mujeres detenidos con fines de extradición reclamamos un juicio justo en Colombia, proponemos un debate en el Congreso de La República que saque a la luz las irregularidades y la corrupción que operan dentro del sistema policivo y judicial antidrogas USA-Colombia, el cual está usando la extradición como negocio contra ciudadanos inocentes y como arma de guerra contra presos políticos.

 
LA EXTRADICIÓN: UN INSTRUMENTO DE JUSTICIA INOPERANTE Y OBSOLETO

 
Nosotros, los internos “extraditables” de los patios 12 y 16 del ERON PICOTA de Bogotá, nos dirigimos a ustedes a fin de exponer de manera escueta lo inconveniente e inoperante del mecanismo de extradición.
 
Contrario a la motivación de su creación que era “combatir la impunidad” se ha convertido en un instrumento para manipular la justicia, inducir al delito, violar sistemáticamente los derechos jurídicos de los ciudadanos colombianos, muchas veces inducidos por los mismos agentes de la ley a realizar actividades que a la postre resultan siendo elaboradas trampas que los involucran en delitos de narcotráfico o lavado de activos.
 
Con la extradición de colombianos se adquirió un mecanismo de cooperación internacional buscando que los delitos cometidos por colombianos en el exterior no quedaran impunes. Sin embargo, es mucha la mutación que ha tenido esta figura frente a los convenios o tratados con otros países, y en particular con los Estados Unidos.
 
Con éste país, la extradición se ha convertido en un PROGRAMA SISTEMÁTICO, que entre el 20 y el 25 de cada mes envía de 15 a 20 colombianos, irrespetando sus derechos fundamentales, pues “como sea” el programa debe cumplir para justificar el presupuesto que el gobierno norteamericano le asigna.
 
Quienes conocen el sistema judicial y policivo de ese país, critican su estilo pecuniario, donde priman las recompensas, las fianzas, los incentivos, lo que entre sus funcionarios genera competencia, canibalismo y en el peor de los efectos, trapisondas y “falsos positivos” con tal de “cumplir metas” y hacerse merecedor de reconocimientos. Muchos de los que estamos esperando la extradición, somos víctimas de este “sistema” decadente de justicia al que desafortunadamente han apoyado los últimos gobiernos, algunos magistrados y algunos jueces colombianos.
 
Entre las prácticas judiciales contrarias a los principios del derecho que ha traído a la larga el convenio de extradición con Estados Unidos están:
 
1.     Entrampamiento: mediante el cual agentes policiales inducen a ciudadanos corrientes a cometer delitos para “mostrar resultados”.
2.     Negación del derecho a recibir justicia.
3.     Manipulación de leyes y pruebas para realizar falsas imputaciones.
4.     Manipulación y entrega del concepto de jurisdicción, por el cual se extradita a colombianos que nunca salieron del país y que nunca pretendieron “conspirar” contra la seguridad de USA.
5.     Falsos positivos judiciales.
 
Estas prácticas han despojado a Colombia de su soberanía y jurisdicción judicial pues los casos son manipulados para que encuadren como delitos de narcotráfico.
 
Hacemos referencia especialmente a Estados Unidos porque aproximadamente el 90% de las extradiciones son a ese destino y es en ese ejercicio donde nace ese engendro jurídico con el que se violan los derechos de los colombianos pedidos en extradición.
 
A esta situación debemos sumar la condición de orfandad a la que es sumido el extraditado una vez entregado a E.U., donde nadie vela para que se respeten las garantías a las que se compromete el país requirente y que ha dado lugar a incontables injusticias. Reportamos algunos ejemplos según las siguientes categorías:
 
 
1-BURLA A NUESTRA JUSTICIA Y SOBERANÍA JURÍDICA
 
Sucede que grandes capos que han infringido la ley, conocedores de la severidad de las penas en Colombia, optan por evadir la justicia. Para eso negocian con la DEA y se entregan en el exterior junto con un dinero (que han presupuestado como “rentable” de acuerdo a su capacidad económica o delictiva) y un cartel “imaginario” o “de papel”.
 
Este “cartel” generalmente está compuesto por personas inocentes o cuando más de asistentes de poca monta cuya participación ha sido mínima y que no tienen ni con qué pagar un abogado, lo que les convierte en presas fáciles de juicios rápidos que causan escarmiento en la sociedad.
 
En otros casos, los capos ofrecen entregar personas y para esto se asocian con agentes de la DEA (y a veces agentes antidrogas colombianos) para poner trampas a ciudadanos, que por inocentes o por su bajo perfil o conocimiento del mundo del narcotráfico, no ofrecen amenaza al capo “cooperante”.
 
Al final, el capo recibe una pena irrisoria gracias a su colaboración con la “justicia” norteamericana, se le permite legalizar su dinero y en 2-3 años sale libre. En cambio, los entrampados son condenados a penas desde los 10 años de prisión en adelante, todo por no tener un perfil capaz de entregar dinero y “positivos” a la fría estadística judicial. Mientras tanto, el gran negocio del narcotráfico sigue boyante en la impunidad. ¿Quiénes son sus cómplices desde el sistema judicial y político?
 
Estos son algunas personas que han sufrido el atropello de sus derechos bajo esta modalidad:
 
CASO 1
John Wilson Vásquez Martínez, cc#14.322.534
CASO 2
Hugo Sanes Saavedra
CASO 3
Ariel José Martínez (el renombrado carpintero)
CASO 4
Alberto Acevedo Espinosa, 80040713
CASO 5
Leonardo Forero Ramírez, 80497 cc#19.339.627
 
 
2-ENTRAMPAMIENTO
 
Una cosa es infiltrar una organización narcotraficante y otra muy diferente crear sofisticados aparatos para inducir al delito, tales como empresas y carteles. La DEA en asocio con autoridades colombianas monta redes de tráfico de narcóticos y lavado de activos, para los cuales busca perfiles adecuados, les propone atractivos negocios que terminan siendo una elaborada telaraña para involucrar inocentes en ilícitos, con los cuales engrosar sus estadísticas “exitosas contra el delito”. Esto le ha pasado, entre muchos otros a:
 
CASO 1
Jorge Luis Solar Ch., Cc#73.737.641
CASO 2
Pedro Manuel Barrios Hernández, Cc#19.874.208
CASO 3
Pedro Alfonso Corredor Sánchez, Cc#79.709.718
CASO 4
Eduardo Rafael Campos Carvajalino, Cc#84.025.932
CASO 5
Christian Luis Martínez Robles, Cc#17.901.682
CASO 6 (Entrampamiento fuera de Colombia)
Samuel Antonio Pineda Rueda, Cc#5.129.788
CASO 7
José Javier Tobón Ortega, Cc#8.046.434
 
 
3-COSA JUZGADA (NON BIS IN IDEM)
 
Se toman personas cuyas acciones delictivas ya fueron juzgadas en Colombia y fueron absueltas, en otros casos que ya pagaron sus condenas, en otros en proceso de cumplir la pena. A estas personas se les abre proceso por el mismo delito en Estados Unidos, utilizando las mismas pruebas y en algunos casos los mismos testigos. Se les solicita en extradición y basada en el artículo 602 la Corte Suprema de Justicia no pondera las pruebas, de  modo que el sindicado se queda sin oportunidad de defensa, afrontando así el proceso de extradición, a pesar de haber pagado o estar pagando sus delitos en Colombia.
 
Vemos cómo, a pesar de que el principio universal Non Bis In Idem está contemplado por las leyes colombianas, la CSJ cede la soberanía, no protege los derechos de los connacionales y los envía a defender sus pruebas al extranjero sin ninguna probabilidad de éxito.
 
Personas a las que les sucedió esto:
 
CASO 1
Didier Gerson Ríos Galindo, Cc#17.589.069
CASO 2
Marcial Gamboa Escobar, Cc#71.976.136
CASO 3
William Orlando González, Cc#16.489.360
CASO 4 (Extranjero de 81 años con hijos menores de edad colombianos.)
Santo Scipione, Ce#308638
 
4-JURISDICCIÓN

El artículo 14 de la ley 599 de 2006, al desarrollar el principio de territorialidad de la ley penal, entiende que el hecho se comete en el lugar donde se llevó a cabo la exteriorización de la voluntad. Existe también la tesis del resultado, la cual entiende que el hecho se comete donde se produjo el resultado de la conducta. Existe también la tesis de la ubicuidad (o mixta) que entiende cometido el hecho tanto donde se efectuó la acción de manera total o parcial, como el sitio donde se produjo el resultado. Esta interpretación es aplicada por la Corte Suprema de Justicia cuando prefiere obviar la presunción de inocencia, determinando en muchos casos, que la jurisdicción corresponde donde se dio el supuesto resultado.
 
5-FALSOS POSITIVOS

Casos como el de Ariel José Martínez (el carpintero) son más frecuentes de lo que alguien pudiera pensar, pues por ligerezas en la investigación, falta de rigor en los seguimientos, en una palabra falta de juicio y conciencia investigativa, se deja mucho del oficio a la opinión y el concepto, que según los Indictments (acusaciones de la fiscalía norteamericana), emite la experiencia del investigador, esto a pesar de que en muchas ocasiones es la policía colombiana la que inicia las investigaciones para luego, en lugar de impartir justicia como reza la Constitución, entregar el caso a la DEA cediendo nuestra soberanía.

A todas vistas es más fácil realizar interceptaciones telefónicas para el Indictment sin las debidas garantías de ley, esgrimir pruebas sin la debida cadena de custodia, realizar seguimientos, propiciar reuniones y finalmente, entre violaciones al debido proceso y basados en la experiencia ajena, imputar cargos y solicitar una extradición, cuyo presupuesto inicial es que no será negada.

A los acusados que tienen cómo pagar su defensa y alegar su inocencia, los mismos agentes y abogados colombianos les aconsejan que acepten los cargos para tener la esperanza de volver rápido, pues enfrentar un juicio en USA es largo, costoso y las posibilidades de ganar son mínimas por no decir inexistentes.

Vale la pena preguntarse hasta qué grado los recursos del programa de extradición y los fondos de reserva para la lucha antidrogas pasaron a financiar una verdadera red de “trata de blancas”, si se nos permite la comparación.

Sucede que los funcionarios norteamericanos, como lo muestra un número importante de casos, incurren en conductas delictivas por acción u omisión en sus investigaciones contra ciudadanos colombianos en nuestro territorio. Sean funcionarios extranjeros o nacionales, ¿son investigados?

Como en el caso de Ariel José Martínez, el carpintero: si se llega a demostrar la responsabilidad de un funcionario extranjero en este falso positivo, ¿Colombia lo pediría en extradición? La nombrada “reciprocidad” es esencial en esta clase de tratados y más  aún en las relaciones internacionales. Para el caso que nos ocupa jamás se ha cumplido.

¿Estados Unidos estaría en disposición de extraditar a sus funcionarios responsables de elaborar los falsos positivos contra las siguientes personas?

CASO 1
Francisco Antonio Lugo Torres, Cc#79.335.464
CASO 2
Alfonso Charria Martínez, Cc#80.505.269
CASO 3
Ricardo Serrano Gómez, Cc#79.308.321
CASO 4
Eduardo Campo Carvajalino, Cc#84.025.932
 
 
6-EXTRADICIONES COMO ARMA DE GUERRA
 
En el caso de colombianos involucrados en grupos armados al margen de la ley, caso de la guerrilla, caso de los paramilitares, el gobierno ha creado programas de reinserción y desmovilización para tender puentes creando confianza en el Estado de Derecho. Sin embargo, esto se va al piso cuando se abren casos en E.U. contra condenados de estos grupos por los mismos delitos por los que ya fueron condenados en Colombia. ¿En dónde queda la voluntad de paz del gobierno?
 
CASO 1
Diego Alfonso Navarrete Beltrán, Cc#17.265.409
 
 
7-VIOLACIÓN DE GARANTÍAS
 
Luego de surtido un proceso de extradición donde por ser un proceso administrativo, el sindicado (o mejor el “guardado”, dicen los señores de la guardia, pues hasta para ellos es clara la presunción de inocencia) no ha tenido el menor derecho a la defensa, es enviado al país requirente, no sin que antes éste entregue el documento de garantías, donde se compromete a resguardar los derechos del extraditado y su familia, entre esos a no ser juzgado por hechos diferentes a los que constan en el Indictment (acusación), a no ser condenado a muerte ni cadena perpetua, a garantizar la comunicación permanente del reo con su familia y muchos otros derechos que con espantosa frecuencia no se respetan.
 
En Estados Unidos el sindicado no puede más que mirar indefenso cómo se le violan sus derechos, pues el Estado colombiano deja de existir apenas el avión de la DEA despega de Colombia. No hay veedores, no hay consulados, no hay nada. De la larga lista de violación del documento de garantías, extraemos estos casos:
 
CASO 1
Yesid Ríos Suárez, CC#79.243.137
Hombre de 50 años de edad, condenado a 54 años por una Corte de Nueva York.
 
CASO 2
Juan Alberto Charria Martínez, CC#80.505.269
Obligado a declararse culpable de un cargo que no figuraba en el Indictment.
 
CASO 3
Álvaro Cortez Moreno
Extraditado al Perú, incomunicado de su familia desde que fue extraditado en Abril de 2014.
 
 
CONCLUSIONES
 
Este mal llamado “medio de cooperación entre Estados” donde Colombia aplica al pie de la letra principios como la mutua confianza, está trayendo como consecuencia la violación del derecho a la defensa, la no valoración de la prueba, la no evaluación de la responsabilidad, la inobservancia del principio de veracidad de los hechos.
 
A lo anterior se une la entrega de la territorialidad por parte de Colombia y de los 5 fundamentos administrativos contenidos en el artículo 502, lo cual deja sin posibilidades de defensa al ciudadano solicitado en extradición. Prueba de ello es el caso del señor Ariel José Martínez, el carpintero de San Vicente del Caguán, cuyo proceso de extradición surtió todos los trámites (incluida la firma del Presidente de la República), a pesar de que los hechos hablaban por sí solos a su favor.
 
Con la evidencia recogida entre la población carcelaria en vías de extradición, podemos decir que dicho convenio se ha convertido en garantía de impunidad. En este momento es una posibilidad de negocio mirada con simpatía por grandes capos que eluden la justicia colombiana, que planean su entrega en Panamá o en una isla del Caribe, que están dispuestos a pagar sus delitos entregando dinero a la justicia norteamericana, que no tienen miramientos cuando se trata de “delatar” socios que terminan siendo gente inocente o que tuvo una relación muy indirecta en sus actividades.
 
A estos capos la justicia norteamericana los encierra en prisiones para delincuentes de baja peligrosidad y al ser liberados los premia legalizándoles sus capitales. A algunos les otorga protección de identidad y visa de residencia. Y a los agentes de la DEA, fiscales e investigadores, artífices de estas “hazañas”, les esperan premios económicos, ascensos y reconocimientos diversos que no pierden aunque después se determine que entramparon gente inocente.
 
¿Qué dicen ante esto los magistrados, fiscales, políticos, juristas y personalidades colombianas que confían en la extradición como una salvaguarda contra la impunidad en Colombia?
 
¿Qué dicen ante esto los medios de comunicación que engrosan sus ventas publicando “novelones” a partir de la entrega o captura de un gran capo o satanizando a los humildes que diariamente extraditan?
 
La extradición fue en un principio sinónimo de seguridad, después fue blindaje contra la impunidad, pero ahora, con todo lo narrado hasta aquí, al país debe generarle zozobra e intranquilidad. La sombra de la extradición acecha por doquier, puede victimizar a cualquier ciudadano mediante el entrampamiento y convertirlo en un falso positivo solo por aceptarle un café a alguien que conoció ayer. La extradición tal como está siendo manejada es un ácido que corroe el vínculo familiar y la confianza en la sociedad.
 
La extradición como medio de impartir justicia perdió su eficacia y es ahora un peso que arrodilla nuestra justicia, entrega nuestra soberanía y mancilla nuestro Estado de derecho. Como lo dijo el exministro de justicia, doctor Alfonso Gómez Méndez, la extradición dejó de ser el “coco” de los grandes capos para convertirse en el “coco” de familias de clase media o baja, que por necesidad o ignorancia, se ven envueltas en el torbellino del narcotráfico por haber desempeñado roles segundones como mensajeros, por prestar su nombre para el cobro de giros, etc.
 
La extradición no permite que la familia del reo cumpla su papel en la rehabilitación y resocialización, pues en la mayoría de los casos se le niega la visa o está condenada a la pobreza.
 
Si el Estado es el único que tiene la potestad de investigar y castigar a sus connacionales, esta potestad corresponde al ejercicio de su soberanía. ¿Por qué permitimos que se violen los derechos de nuestra gente? No estamos pidiendo impunidad, sino que seamos juzgados por nuestras leyes y que las penas cumplan su papel rehabilitador y resocializador.
 
 
NUESTRAS PETICIONES
 
 
1-Que se suspendan las extradiciones hasta que se revisen todos los casos.
 
2-Que se elimine el convenio de extradición bajo la premisa de que nuestras leyes y nuestra justicia son idóneas y suficientes.
 
3-Que a los colombianos y colombianas que ya fueron extraditados les sean brindados los apoyos necesarios para que se respeten sus derechos.
 
Colombianos, con este escrito no buscamos otra cosa que mostrar al país una problemática que nos duele a todos, que mancilla nuestros derechos fundamentales y cuando decimos “nuestros” nos referimos a los derechos de todos los colombianos. No perseguimos impunidad, solo pedimos justicia imparcial y digna.
 
Con profundos sentimientos de respeto:
 
En representación de los internos de los patios de extraditables:
 
Comité de Convivencia:
 
Didier Ríos, CC#17.589.069
 
Francisco A. Lugo, CC#79.335.464


Bogotá, octubre 21 de 2014
 

Piedras en el Zapato - Documental Antiminero

SANARTE EN CUERPO Y ALMA