ELSALMON - Revista

... Gracias por elegir la dirección contraria, la de el salmón, que frente a la corriente reinvindica la vida y la dignidad como principios supremos de una Colombia justiciera y soberana... ¿Calamar o Salmón? http://elsalmonurbano.blogspot.com

En Mitad del Paro y Negociaciones de Maestros Ocurre Desplazamiento Forzado de 20 Docentes Defensores de derechos humanos de la UPTC




20 docentes-investigadores que conforman un grupo consolidado en el estudio de los derechos humanos con pensamiento crítico, ha sido eliminado de la conducción y control de la maestría en derechos humanos de la UPTC, en Tunja y Bogotá. Este grupo hace más de 20 años llevó los derechos de las calles a la universidad en el nivel de especialización y 15 años después creó la primera maestría en derechos humanos en Colombia y una de las cinco primeras en América Latina.

La maestría tiene como valores agregados su carácter interdisciplinario, su ejecución a través de un equipo profesoral consolidado y su enfoque de pensamiento crítico, que sitúa a los derechos en la realidad y convoca a tomar partido por las teorías, conceptos y fundamentos a favor de los débiles.

El grupo ha contribuido en la formación de más de 600 especialistas y 50 magísteres procedentes de distintas profesiones, actividades y regiones, es autor de más de una docena de libros colectivos, creador del observatorio de derechos humanos, de una cátedra abierta de lecciones de Paz y derechos humanos y múltiples eventos de derechos humanos con pensamiento critico.

La UPTC ha provocado la sustitución de su Director y Exclusión inmediata de todo el grupo de trabajo de profesores defensores de derechos humanos, externo a la universidad y procedente de ONGs, Otras Universidades y liderazgos sociales, gracias a una fórmula legal de votar una decisión previamente concertada para producir el resultado de despojo. Esta Sustitución, Exclusión, constituye un Desplazamiento Forzado en la academia, después de dos años de persecución sistemática mediante la puesta en acción de una verdadera fábrica de falsas identidades, en símil a las fábricas de falsos testigos, con reiteradas campañas de difamación, amenaza e intimidación, propiciada por quienes hoy asumen el control y conducción, que han interpuesto más de 200 falsas quejas y denuncias, tratando de eliminar por vía judicial este modo de pensar.

Lo que ocurre no está aislado de la situación de polarización del país entre Guerra y Paz, ni es ajeno a lógica de persecución contra el pensamiento crítico, por su capacidad para poner al descubierto unas políticas de guerra inclusive incrustadas en los cimientos de las universidades y demás instituciones.  Nada está al margen de las políticas de odio, nada es ajeno al horror, es una lógica que se esparce y elimina. Para los Despojadores no hay consideraciones éticas, ni respeto por sus intelectuales, no importan las legitimidades, ni tampoco el sentido común, prima para ellos el espíritu de destrucción total por atreverse a pensar y luchar de otra manera. Vitorean su triunfo con este Desplazamiento Forzado en la academia, que Sustituye y Excluye al amparo del todo vale, usan la ley para cometer ilegalidades y eliminar a sus adversarios. Los responsables de la persecución al amparo de la debilidad institucional se alzan con el Botín en mitad del paro del magisterio completando el asalto a la maestría que sin duda se sumará a las cifras de 30 asesinatos de defensores de derechos humanos y a los más de 250 amenazados en lo corrido de 2015.

El señor Luis Bernardo Díaz quien ha encabezado el grupo de perseguidores, fue nombrado Decano e la Facultad de Derecho a la cual está adscrita la Maestría y de facto por virtud legal se convierte en Jefe del grupo perseguido y despojado completando la toma del cascaron de la maestría. No resultará extraño que traten de demostrar que todo sigue igual, que no hubo persecución ni desplazamiento, si no que nos fuimos. No, aquí no hay renuncia, hay despojo, asalto. La mejor técnica de la persecución heredada del fascismo ha sido hacer y Borrar el rastro, usurpar, suplantar, negar. El Rector de la universidad Gustavo Álvarez Álvarez, toma partido con esta decisión para salir de una vez por todas de sus estigmatizados adversarios convertidos en enemigos y glorificar la destrucción del otro, del nosotros común llamado maestría en derechos humanos con pensamiento crítico.

El equipo profesoral que suscribe está conformado por: Manuel Restrepo Domínguez; Carlos Medina Gallego; Libardo Sarmiento Anzola; Eduardo Carreño Wilches; Amanda Romero Medina; German Roncancio; Eduardo Matyas Camargo; María José Fariñas (esp); Carlos Angarita; Alejandro Soltonovich (Arg.); Orlando Silva Briceño; Mirtha Taborda (Arg.), Edgar Torres Cárdenas; Henry Vargas Ávila; Hernán Cianciardo (Arg.), María Isabel Mena; Francisco Guerra; Diana Gómez; Raúl Barrantes; Johanna Huepa y otros.               

Tunja, Mayo de 2015.
                                                            
Nos mean y nos hacen creer que esta lloviendo (E. Galeano).

Colombia. En “localidad de Ciudad Bolívar” de Bogotá, minería a cielo abierto, que comunidades enfrentan.



Por: Colectivo “la tribu” de Alternativa Latinoamericana.

5 de mayo, debate político en el congreso de la republica; 6 de mayo,  Audiencia Pública en la Personería de Bogotápara defender la vida y frenar la minería en Ciudad Bolívar. 

Desde tiempo atrás, diversos gobiernos muestran  su concepción de paz, lejos de la paz que han soñado y sueñan las grandes mayorías y que se requiere, en este País Sudamericano, también conocido como el País del “sagrado corazón de Jesús”.

“En Ciudad Bolívar de Bogotá, desde tiempo atrás, ya venia avanzando una lucha popular en términos de reivindicaciones; la primer lucha popular que se reconoce en el sector de “Jerusalén”, por el año 85, es la de las mujeres que realizan una toma del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), de donde se logra el primer jardín infantil del Bienestar Familiar en la comunidad. Entonces muchas de las cosas que empezó a tener ciudad Bolívar en General y Jerusalén en particular, son producto de las acciones de lucha popular. Pero había otra cosa que estaba marchando desde entonces: posterior al Gobierno de Belisario Betancourt, entra el gobierno de Virgilio Barco y ya esta andando un “modelo de Ciudad”. Sierra Morena y Arborizadora Alta (dos barrios pertenecientes a la UPZ Jerusalén), no es producto del “gran corazón del estado” para construir vivienda para los pobres, sino que eso hace parte de todo el modelo de ciudad que se esta implementando, para darle legalidad a la ampliación de la ciudad hacia la periferia, y desde ahí se desprende, materializándose aun mas con la constitución del 91, que soportado con la descentralización administrativa, se empieza a concentrar a los pobres, en lo que se ha dado en llamar las “conurbaciones”. (Conocedor de la Historia de Ciudad Bolívar, el 25 de abril del 2015 en el Barrio Potosí, de Ciudad Bolívar). 

La juventud, condenada a ser victima del conflicto social y armado, paga con su sangre el pecado de ser joven y en lo fundamental, el de ser desempleado, engrosando el largo listado de los asesinatos, mal llamados “falsos positivos”, cargando el estigma, cual fantasma, de ser el, el culpable. El portal “tejuntas”, bajo el titulo de “A los y las jóvenes que trabajan día a día” ha dicho: “los y las jóvenes somos el sector de Colombianos y Colombianas que mas soporta las consecuencias de estas políticas: somos el 47% de los desempleados (1.260.000) con una tasa de desempleo del 20, 1% para mujeres y 12,3% para los hombres. Somos en un 92% remunerados con menos de 3 salarios mínimos mientras el promedio de nuestro salario para 2009 fue de $375.982 en el área rural y $770.461 en la zona urbana. Bajo este panorama pasamos por la necesidad de asumir lo que nos ofrecen en el mercado laboral porque hay 1000 detrás de nosotros si no queremos aceptar, y en la situación mas adversa, contemplamos la posibilidad de ir a la guerra (servicio militar) como opción de trabajo”.

Para la escuela nacional sindical durante el 2014 “la tasa de pobreza en Colombia fue 28,5% (13´210.000 personas pobres). En las zonas rurales la pobreza es más alarmante: 41,4%. La tasa de pobreza extrema, o indigencia, fue de 8,1% (3´742.000 personas)”. El crecimiento económico del país beneficia más a personas de altos ingresos, siendo las locomotoras del desarrollo, contrario a lo que se diga, en buena medida responsables del empobrecimiento de la población. La clase trabajadora, más de cuatro millones, debe soportar largas jornadas de trabajo sin garantías, sin horas extras, contratación por terceros, ordenes de prestación de servicios y cero seguridad social.

Igual que por los campos, las ciudades presentan graves problemas ambientales, culturales y sociales, que hoy por hoy, le agrega intereses y el ojo puesto de las multinacionales, en las riquezas por sobre las cuales caminen las mal llamadas locomotoras del desarrollo.

Para el investigador y profesor universitario, Hernando Gómez, Bogotá es la estrella que se corresponde al modelo económico neoliberal. “El modelo de ciudad que se esta desarrollando en Bogotá, es un modelo que fue instaurado desde la reunión de Vaoncouver Canadá, en 1976”, acota Hernando Gómez, añadiendo: “los antecedentes de esto que estamos viviendo acá (se refiere a la localidad 19 de Ciudad Bolívar), son bastante lejanas; recuerden ustedes que en la conferencia mundial de asentamientos humanos, quien en aquella conferencia era el secretario general de la conferencia, era el doctor Enrique Peñaloza papá, y luego viene Enrique Peñaloza Hijo, como alcalde de la ciudad de Bogotá, e impone el plan de ordenamiento territorial; Aquí toca estar enfrentando autoridades del orden nacional, la ANLA, la Agencia Nacional Minera, etc., pero adicionalmente a ello, nos enfrentamos a que es que este modelo de ciudad, responde a un modelo Regional grande; entonces, también corresponde enfrentar a la CAF (Corporación Andina de Fomento), igualmente enfrentar al Banco Mundial, es decir, nos enfrentamos a cosas inmensamente grandes, porque por ejemplo, el megaproyecto mas grande de transporte intermodal de todo América y quizás del mundo, pasa por aquí (se refiere a la localidad de “Ciudad Bolívar”); el IIRSA (Iniciativa de Integración Regional Suramericana), precisamente pasa por aquí la carretera, por Candelaria, que va a unir y conectar la zona franca del aeropuerto y las salidas hacia otras regiones; por aquí van las vetas de Uranio, también hay una veta de Uranio. El doctor Virgilio Barco fue quien en su momento, agencio todos los estudios para hacer estos proyectos, es más, los documentos que hace la comisión especial del doctor Virgilio Barco, no se escribieron en Colombia, y durante la presidencia de Barco pagó los estudios de todo esto, que fueron hechos en Sevilla España, saliendo en ingles; todo esto responde a una estrategia”.   

Dividida en 8 localidades, Ciudad Bolívar es la localidad nº 19 del Distrito Capital de Bogotá. La localidad de Ciudad Bolívar, está ubicada al suroccidente de Bogotá y le corresponden 326 barrios reconocidos, que hacen parte de las 8 Unidades de Protección Zonal UPZ.

Pues bien, alternativa latinoamericana visito la zona el pasado 25 de abril, para conocer sobre la protesta que adelantan habitantes de la zona de la UPZ 70 denominada Jerusalén, a la que según Wikipedia le corresponden 15 barrios, cuyos habitantes se manifiestan en contra de la minería que explota material de construcción en un área de 165 hectáreas en esta zona de la ciudad capital.

Agreguemos a la anterior información, que a la zona rural de Ciudad Bolívar, le corresponden  tres corregimientos con sus respectivas veredas, a saber: Mochuelo Alto y Mochuelo Bajo, Quiba Alta y Quiba Baja y Pasquilla, Pasquillita, Santa Bárbara, Santa Rosa y Las Mercedes. Por demás, esta zona es la entrada al Paramo de Sumapaz.

Javier Marín, de la Asociación Minga, le dijo a Alternativa Latinoamericana sobre el contexto de la problemática minera que se presenta en Bogotá a lo que Marín refiere que “tradicionalmente todos los materiales de construcción de Bogotá, han sido traídos del sur de la ciudad y en la medida que la ciudad se fue expandiendo, fue ocupándose de esas zonas que anteriormente habían estado inhabitadas, entonces la población empezó a quedar en medio de esa minería, que es mas que todo materiales de construcción; inicialmente era artesanal, lo que se llamo “las ladrilleras”, pero después se volvió industrial, en la medida en que las grandes cementeras se ubicaron allí, la cementera Mexicana CEMEX y las cementeras de Suiza, se ubicaron allí fundamentalmente para acceder a los materiales de construcción, que es una de las actividades económicas de los monopolios financieros mas importantes de esta ciudad; por eso entonces, la tercera parte de la población de Bogotá quedo inmersa en esa fluctuación minera y que es una minería a cielo abierto en una ciudad, siendo por eso que quien visite la zona, va a encontrar una serie de huecos, incluso que ya son lagunas, de minas ya abandonadas, siendo por ello que a esa zona le dicen “queso Suizo”, remata Marín.

Paradójicamente, El secretario general de la Unasur, el expresidente colombiano Ernesto Samper es el representante de los intereses de las explotaciones mineras más grandes de arcillas de todos estos territorios, por el simple hecho de que las arcillas que se encuentran aquí, son de las mas ricas del planeta, por la condición misma del subsuelo, que al ser mezcladas, requieren de menor cantidad de cemento y desde luego, sus intereses son los de “Cementos Samper”, según lo expreso Hernando Gómez. Al ex presidente, de otro lado, también hay sectores de la población que lo señalan como uno de los responsables del Genocidio en contra de la Unión Patriótica.

Según Colombia informa, la Agencia Nacional Minera asegura que son 6.937 hectáreas las que tienen vía libre para la minería: 40 títulos para 2.781 hectáreas, 10 solicitudes de concesión para 3.340 hectáreas y ocho solicitudes de legalización de 816 hectáreas. A pesar de la voluntad de la Administración Distrital para frenar este panorama, el Gobierno con el Decreto 934 de mayo de 2013, da capacidad de decisión únicamente "a las autoridades mineras y ambientales del orden nacional”. En la actualidad, hay 134 terrenos afectados por la explotación minera para materiales de construcción y arcilla en Bogotá, de estos, 102 se ubican en la parte urbana y 98 funcionan de manera ilegal” puntualiza Colombia Informa.

Habitantes de la UPZ Jerusalén se han manifestado por varios años por las consecuencias que está generando las dinámicas de explotación de estas canteras: hospitalizaciones de niños por problemas respiratorios, comida y hogares cubiertos con partículas de polvillo, generación de impurezas para el agua, entre otras problemáticas ambientales y de salud pública, ha dicho Colombia Informa. Según un estudio reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), comprueba que los factores medioambientales, como el agua o aire contaminados, conforman el 20% de las causas de muerte en el mundo; por su parte el instituto Blacksmith, un instituto ambientalista que ha lanzado su segunda lista anual con los 10 lugares mas contaminados del mundo, ha estimado que mas de 12 millones de personas viven actualmente en ciudades que día a día amenazan a miles de sus habitantes.

De un tiempo para acá habitantes de la comunidad, preocupados por la situación que les esta generando este tipo de minería a cielo abierto, han instalado una carpa sobre la carretera que conduce a la mina, buscando socializar la problemática y enfrentando el problema de salud que desde este tipo de minería se genera, pero igualmente, con conciencia ambiental, defender el Paramo de Sumapaz, reservorio de agua, fuente de vida y el mas grande del mundo.

Pero defender un recurso como el agua, la vida y la salud de los habitantes de la voracidad capitalista, por estas caléndulas, es riesgoso, “ya hay gente amenazada, al campamento han llegado carros tipo 2 de la mañana, parqueándose sin ton ni son, dan vueltas y posteriormente se van. El pasado 22 de abril, en la toma que realizamos en la glorieta, llegaron unos supuestos campesinos, alrededor de 50 personas, a levantar la barricada que había instalado la comunidad, amenazando a las señoras que se encontraban allí; decían que eran campesinos y que necesitaban bajar sus volquetas, pero sospechosamente conocían muy bien en términos de legalidad todo lo relacionado con la minería, añadiendo que eran mandados, aunque se suponía que estaban peleando por ellos, pero los habían“mandado”. Las señoras se asustaron mucho. La barricada la volvimos a instalar, pero tenemos miedo de que llegue a pasar algo”, señalan miembros de la comunidad.

Según la organización internacional Global Witness  88 defensores del medio ambiente fueron asesinados en América Latina durante el 2014, Brasil lidera la lista con 29 activistas asesinados, seguido de Colombia con 25, en Honduras 12, en Perú 9, Guatemala 5, Paraguay 3, mientras que en Ecuador y Costa Rica uno. 

La Mesa Ambiental de Ciudad Bolívar y la Secretaría de Ambiente trabajan conjuntamente para exigirle al Ministerio de Ambiente la prohibición de la minería en Bogotá, definición que debía estar pactada desde el 24 de febrero como respuesta a la solicitud para eliminar los polígonos que habilitan para la minería en la capital del país. Igualmente, pretenden impulsar un referendo o consulta popular para que sea la ciudadanía quien incida en el ordenamiento de su territorio. Las comunidades movilizadas, se preparan para el próximo 5 de mayo adelantar un debate político en el congreso de la republica, para lo que han citado a la Corporación Autónoma Regional CAR, a la Agencia Nacional Minera ANLA, la secretaria de Ambiente y las personas que tienen el titulo minero; anuncian además para el 6 de mayo la Audiencia Publica en la Personería de Bogotá

Universidad del Tolima: Crónica de una crisis anunciada



ANTE LA PELIGROSA DERIVA DE LA UNIVERSIDAD
ASAMBLEA MULTIESTAMENTARIA PERMANENTE PARA RETOMAR EL RUMBO  DEMOCRÁTICO Y ACADÉMICO

La Universidad del Tolima atraviesa una etapa de adversidades sin precedentes en sus 70 años de historia: crisis financiera, crisis administrativa y crisis académica.

La crisis financiera se manifiesta en cuatro frentes:

1. Una deuda superior a $65.000.000.000 que la Gobernación del Tolima no quiere reconocer, y frente a la cual, la actual administración nunca tomó medidas jurídicas efectivas para cobrar.

2. Unas transferencias anuales de la Gobernación del Tolima que promedian $5.000.000.000, y que se encuentran sometidas a un serio litigio judicial, cuya defensa jurídica debió prepararse desde muchos años atrás.

3. Un crecimiento desbordado de la nómina administrativa cuyos costos ascienden a los $37.000.000.000 para 2015, y podría sobrepasar el costo de la nómina de profesores para este mismo año, lo que ya constituye un desfalco al patrimonio público de la UT.

4. Y un escenario de total incertidumbre frente a la financiación de la ampliación de la planta docente, la formalización laboral de “catedráticos”, el mejoramiento y ampliación de la infraestructura, y la dotación adecuada de bibliotecas, laboratorios y otros medios de enseñanza-aprendizaje. De hecho, los recursos del CREE y las transferencias inciertas de la gobernación se pretenden destinar al pago de un crédito de $30.000.000.000, y a otras inversiones improvisadas. Propuesta de la actual administración que nunca pasó por un debate de cara a la comunidad universitaria.  

La crisis administrativa se expresa en distintas áreas. 

1. Una desconcertante improvisación en la definición de competencias y procedimientos entre los casi 1.450 funcionarios administrativos que se vincularon en el 2014, entre los cuales se cuentan funcionarios de planta, provisionales, transitorios y OPS. Lo que efectivamente desconoce toda lógica organizacional e ignora el estudio técnico de la anterior administración, el cual recomendaba una nómina administrativa no superior a los 600 funcionarios. Por ello, empieza a tener pleno sentido la opinión de docentes, sindicalizados o no, que en su momento expresaron que las “actividades de un funcionario ahora se repartieron en dos”.

2. Una improvisación rayana en el desprecio por la optimización de los recursos públicos que se manifiesta en el fraccionamiento de los objetos contractuales, especialmente de suministros; y en la ausencia de “análisis de precios unitarios” e “ingeniería de detalle” de obras licitadas o no, y que debieron ser realizados por la propia administración, y por lo cual se presentaron y seguirán presentando sobrecostos y cantidades de adiciones de obras.

Y, 3. Un total desconocimiento de las necesarias reformas estatutarias y reglamentarias de la UT, las cuales habrían podido evitar el sistemático irrespeto a los derechos de los profesores de cátedra, profundizar la participación responsable de la comunidad en la construcción de su plan de desarrollo y PEI, e instalar de manera definitiva una mínima cultura de la transparencia y la gestión pública responsable para la provisión de cargos administrativos y la elección de las autoridades académicas. 

Y la crisis académica se puede evidenciar en cinco dimensiones.

1. La palmaria mediocridad de un PEI que se convirtió en tema de ridiculización entre expertos y docentes no especializados en el tema, los cuales advirtieron rápidamente la precariedad académica de ese importante instrumento de planificación de nuestras prácticas de saber.

2. El diseño tecnocrático y la aplicación arbitraria de un Plan de Desarrollo que, en lugar de facilitar la gobernabilidad y la profundización de la calidad académica, justificó retóricamente todo tipo de intervenciones de lo administrativo sobre lo académico, como la multiplicación incesante de formularios de control e instrumentos vacíos de evaluación de la calidad académica.

3. La propagación de programas de educación a distancia sin controles serios de calidad a lo largo y ancho del territorio nacional, los cuales no fueron revisados a fondo por la actual administración y, por el contrario, se siguieron ofertando sin ningún miramiento, tal como lo evidencia la crisis actual de los convenios suscritos con la Fundación San Martín, y que podría reeditarse con la UNIMINUTO. 

4. La sistemática destrucción de la legitimidad del CIARP, cuyas decisiones desestimularon la producción académica de muchos docentes nuevos y antiguos, a pesar de que ASPU en innumerables ocasiones recomendó reglamentar criterios de evaluación que se ajustaran a la realidad de los profesores. Vale anotar que nuestro número de publicaciones y volumen total de reconocimientos de puntajes salariales están muy por debajo de otras universidades regionales. Y finalmente,

5. La ausencia total de debate y argumentación académica de la dirección administrativa, pues lamentablemente no gozamos, en el gobierno universitario, de un equipo de trabajo cualificado que se destaque en la vida cultural y científica de la región o el país. Estos académicos son los que podrían, verdaderamente, desplegar la comprensión necesaria, los conceptos fundados, y el espíritu filosófico, ético y democrático que se requiere para desatar las fuerzas transformadoras de la UT. 

Las medidas de emergencia decididas por la administración de Muñoz Ñungo solo despiertan mayor confusión y disgusto entre la comunidad universitaria. ¿Quiénes hacen uso de “minibar" por cuenta de la UT cuando alguno de sus funcionarios se hospeda en hoteles? ¿Quién o quiénes han autorizado o efectuado “fiestas, agasajos, celebraciones o conmemoraciones” u otorgado “regalos con el presupuesto y recursos de la Universidad”?

El Plan de austeridad ordenado el pasado 22 de abril, además de evidenciar prácticas ajenas a una institución universitaria, carece de sentido de realidad al considerar que es el sector estudiantil y profesoral el generador de los sobre costos de la UT.

¿POR QUÉ NO SE DICE NADA EN DICHO PLAN DE AUSTERIDAD ACERCA DE LA SOBREDIMENSIONADA CONTRATACIÓN DE OPS QUE DE 57 EN 2012, PASÓ A 551 EN 2013, 635 EN 2014 Y 217 EN LO QUE VA DE 2015 SUMANDO MÁS DE 10 MIL MILLONES DE PESOS?

ATENDIENDO A LA CRISIS FINANCIERA, ADMINISTRATIVA Y ACADÉMICA GENERADA POR LA ACTUAL ADMINISTRACIÓN DE LA UT Y A LAS RESPUESTAS EQUÍVOCAS Y CONFUSAS DEL RECTOR  Y SU EQUIPO ASESOR, 
ASPU INVITA A ASAMBLEA MULTIESTAMENTALRIA PERMANENTE POR LA UNIVERSIDAD QUE QUEREMOS. SUMÉMONOS A ESTA OPORTUNIDAD HISTÓRICA PARA ASUMIR LOS DESTINOS DE LA UT

ASPU TOLIMA APOYA Y RESPALDA LA NEGOCIACIÓN ESTATAL, LA MOVILIZACIÓN DE LOS TRABAJADORES Y EL PLIEGO NACIONAL UNIFICADO.

ASPU TOLIMA APOYA Y RESPALDA EL PARO DE LA FACULTAD DE EDUCACIÓN

ASPU TOLIMA INVITA A TODOS LOS PROFESORES A LA RENDICIÓN DE CUENTAS DEL RECTOR EL PRÓXIMO LUNES 4 DE MAYO A LAS 10 AM EN EL AUDITORIO MAYOR DE LA ACADEMIA



Carta pública de los profesores de planta de la Facultad de Ciencias Humanas y Artes‏ al Rector de la Universidad del Tolima



Ibagué, 29 de abril de 2015

Profesor
JOSÉ HERMAN MUÑOZ ÑUNGO
Rector
Universidad del Tolima

Referencia: crisis financiera de la Universidad del Tolima, proyectos de reforma del Estatuto Profesoral, Jornada Laboral, Capacitación docente y Plan de Austeridad

Respetado señor Rector:

El profesorado de planta de la Facultad de Ciencias Humanas y Artes, reunido en sesión plenaria ayer,  después de analizar cuidadosamente el ambiente de zozobra y desinformación sobre los verdaderos alcances de la crisis financiera de la Universidad del Tolima, el estado actual de los proyectos de reforma del Estatuto Profesoral, de la Jornada Laboral, de la Capacitación Docente y del Plan de Austeridad, queremos expresarle a usted y a su Administración nuestra indignación y profunda preocupación por la forma como se ha ido perdiendo, de manera acelerada y sistemática, no solamente el respeto por la condición del profesor universitario, sino el norte académico de nuestra Alma Mater. Esto se evidencia en la ausencia  de garantías para el ejercicio de la docencia y de la investigación.  

Queremos manifestar públicamente nuestra profunda inquietud por el sendero abrupto y peligroso que ha ido tomando la vida universitaria. Los ideales de calidad académica e institucionalidad democrática han sido sensiblemente trastocados. Una completa desinformación y una ausencia de participación, unidas a unas equivocadas pautas asumidas por la Administración, resultan suficientes  para sentir un ambiente enrarecido. Hemos visto que la comunidad universitaria, y en particular el profesorado, no ha sido tenida en cuenta. Reclamamos, por tanto, ser reconocidos y respetados como sujetos activos y propositivos de la Universidad.

Este camino equivocado emprendido por la Administración tiene una hendidura gravísima: la falta de información. Demandamos la mayor claridad posible sobre la actual crisis financiera de la Universidad. Queremos que se  explique, con soportes y de manera precisa, el proceso por el cual la institución llegó al fondo de la crisis después de operar como institución boyante y solvente en sus asuntos financieros. Queremos saber por qué sólo hasta ahora la Administración hace pública esta situación ¿Quiénes son los responsables? ¿Cuáles han sido los gastos y los planes de inversión?

De otra parte, consideramos que proyectos como el de reforma del Estatuto Profesoral, de la Jornada Laboral, de apoyos a eventos académicos, de planes de capacitación docente y demás cuestiones relacionadas con nuestras funciones y aspiraciones académicas y laborales no pueden ser tramitados, ni aprobados sin la debida discusión y participación de todo el profesorado. Estos son asuntos que competen a nuestro fuero interno como profesionales, académicos y docentes. Las medidas tomadas, o que están en curso de tomarse, no pueden ser delegadas a un grupo minoritario, ni mediante decisiones puramente administrativas. En nuestra opinión, el profesorado debe ser ampliamente consultado por intermedio de sus asociaciones, sus unidades académicas y demás espacios organizativos.

En lo que respecta al Plan de Austeridad ordenado por usted a partir del 22 de abril del presente año, queremos manifestar públicamente que las medidas planteadas allí son poco coherentes con la pretensión de alcanzar la Acreditación Institucional, pues carecen de sentido universitario. La larga lista de prohibiciones no se compadece con la protuberante burocracia administrativa. Muchas facultades y unidades académicas, históricamente han trabajado -y trabajan- en medio de enormes limitaciones económicas y financieras. ¿Por qué la Administración descarga sobre los hombros del profesorado y del estudiantado los costos de esta grave crisis?  

Son muchas las motivaciones que nos animan a expresarle nuestra inconformidad. Creemos que la Universidad del Tolima está transitando por un camino equivocado. Consideramos que la Administración, bajo su dirección, debe manifestarse públicamente sobre cada uno de los puntos centrales de esta crítica situación. Por eso valoramos la actividad de rendición de cuentas ante el profesorado y la comunidad universitaria que se realizará el próximo lunes 4 de mayo, a las 10:00 a.m., en el Auditorio Mayor de la Academia, como un medio para el logro de la transparencia, cuyo procedimiento legal y amplio respaldamos.

 A través de esta misiva, en la Facultad de Ciencias Humanas y Artes hemos decidido, por unanimidad, hacer públicas nuestras preocupaciones y nuestra exigencia de saber toda la verdad y nada más que la verdad. Le solicitamos garantizar los espacios amplios y participativos para poder tramitar universitariamente este grave conflicto. De igual manera, expresamos el compromiso de participar en la construcción de propuestas alternativas para defender de manera creativa y propositiva a la universidad pública y a la Universidad del Tolima, en particular. Invitamos al resto de la comunidad universitaria a sumar esfuerzos en este mismo sentido. 

Atentamente,

Profesores de planta Facultad de Ciencias Humanas y Artes

Con copia. Consejo Académico, Representantes profesorales al Consejo Académico y al Consejo Superior, ASPU y Comunidad Universitaria.

Primero de Mayo - Los mártires de Chicago - por José Martí




Nueva York, Noviembre 13 de 1887
Señor Director de La Nación:

Ni el miedo a las justicias sociales, ni la simpatía ciega por los que las intentan, debe guiar a los pueblos en sus crisis, ni al que las narra. Sólo sirve dignamente a la libertad el que, a riesgo de ser tomado por su enemigo, la preserva sin temblar de los que la comprometen con sus errores. No merece el dictado de defensor de la libertad quien excusa sus vicios y crímenes por el temor mujeril de parecer tibio en su defensa. Ni merecen perdón los que, incapaces de domar el odio y la antipatía que el crimen inspira, juzgan los delitos sociales sin conocer y pesar las causas históricas de que nacieron, ni los impulsos de generosidad que los producen.

En procesión solemne, cubiertos los féretros de flores y los rostros de sus sectarios de luto, acaban de ser llevados a la tumba los cuatro anarquistas que sentenció Chicago a la horca, y el que por no morir en ella hizo estallar en su propio cuerpo una bomba de dinamita que llevaba oculta en los rizos espesos de su cabello de joven, su selvoso cabello castaño.

Acusados de autores o cómplices de la muerte espantable de uno de los policías que, intimó la dispersión del concurso reunido, para protestar contra la muerte de seis obreros, a manos de la policía, en el ataque a la única fábrica que trabajaba a pesar de la huelga: acusados de haber compuesto y ayudado a lanzar, cuando no lanzado, la bomba del tamaño de una naranja que tendió por tierra las filas delanteras de los policías, dejó a uno muerto, causó después la muerte a seis más y abrió en otros cincuenta heridas graves, el juez, conforme al veredicto del jurado, condenó a uno de los reos a quince años de penitenciaría y a pena de horca a siete.

Jamás, desde la guerra del Sur, desde los días trágicos en que John Brown murió como criminal por intentar solo en Harper’s Ferry lo que como corona de gloria intentó luego la nación precipitada por su bravura, hubo en los Estados Unidos tal clamor e interés alrededor de un cadalso.

...
En romería van los abogados de la defensa, los diputados de los gremios obreros, las madres, esposas y hermanas de los reos, a implorar por su vida, en recepción interrumpida por los sollozos, ante el gobernador. ¡Allí, en la hora real, se vio el vacío de la elocuencia retórica! ¡Frases ante la muerte! “señor, dice un obrero, ¿condenarás a siete anarquistas a morir porque un anarquista lanzó una bomba contra la policía, cuando los tribunales no han querido condenar a la policía de Pinkerton, porque uno de sus soldados mató sin provocación de un tiro a un niño obrero?” Sí: el gobernador los condenará; la república entera le pide que los condene para ejemplo: ¿quién puso ayer en la celda de Lingg las cuatro bombas que descubrieron en ella los llaveros?: ¿de modo que esa alma feroz quiere morir sobre las ruinas de la cárcel, símbolo a sus ojos de la maldad del mundo? ¿a quién salvará por fin el gobernador Oglesby la vida?

¡No será a Lingg, de cuya celda, sacudida por súbita explosión sale, como el vapor de un cigarro, un hilo de humo azul! Allí está Lingg tendido vivo, despedazado, la cara un charco de sangre, los dos ojos abiertos entre la masa roja: se puso entre los dientes una cápsula de dinamita que tenía oculta en el lujoso cabello, con la bujía encendió la mecha, y se llevó la cápsula a la barba: lo cargan brutalmente: lo dejan caer sobre el suelo del baño: cuando el agua ha barrido los coágulos, por entre los jirones de carne caída se le ve la laringe rota, y, como las fuentes de un manantial, corren por entre los rizos de su cabellera, vetas de sangre. ¡Y escribió! ¡Y pidió que lo sentaran! ¡Y murió a las seis horas -cuando ya Fielden y Schwab estaban perdonados, cuando convencidas de la desventura de sus hombres, las mujeres, las mujeres sublimes, están llamando por última vez, no con flores y frutas como en los días de la esperanza, sino pálidas como la ceniza, a aquellas bárbaras puertas!

La primera es la mujer de Fischer: ¡la muerte se le conoce en los labios blancos! Lo esperó sin llorar: pero ¿saldrá viva de aquel abrazo espantoso?: ¡así, asi se desprende el alma del cuerpo! El la arrulla, le vierte miel en los oídos, la levanta contra su pecho, la besa en la boca, en el cuello, en la espalda. “¡Adiós!“: la aleja de sí, y se va a paso firme, con la cabeza baja y los brazos cruzados. Y Engel ¿cómo recibe la visita postrera de su hija? ¿no se querrán, que ni ella ni él quedan muertos? ¡oh, sí la quiere, porque tiemblan los que se llevaron del brazo a Engel al recordar, como de un hombre que crece de súbito entre sus ligaduras, la luz llorosa de su última mirada! “¡Adiós, mi hijo!” dice tendiendo los brazos hacia él la madre de Spies, a quien sacan lejos del hijo ahogado, a rastras. “¡Oh, Nina, Nina!” exclama Spies apretando a su pecho por primera y última vez a la viuda que no fue nunca esposa: y al borde de la muerte se la ve florecer, temblar como la flor, deshojarse como la flor, en la dicha terrible de aquel beso adorado.

No se la llama desmayada, no; sino que, conocedora por aquel instante de la fuerza de la vida y la beldad de la muerte, tal como Ofelia vuelta a la razón, cruza, jacinto vivo, por entre los alcaides, que le tienden respetuosos la mano. Y a Lucy Parsons no la dejaron decir adiós a su marido, porque lo pedía, abrazada a sus hijos, con el calor y la furia de las llamas.

Y ya entrada la noche y todo oscuro en el corredor de la cárcel pintado de cal verdosa, por sobre el paso de los guardias con la escopeta al hombro, por sobre el voceo y risas de los carceleros y escritores, mezclado de vez en cuando a un repique de llaves, por sobre el golpeo incesante del telégrafo que el “Sun” de Nueva York tenía en el mismo corredor establecido, y culebreaba, reñía, se desbocaba, imitando, como una dentadura de calavera, las inflexiones de la voz del hombre, por sobre el silencio que encima de todos estos ruidos se cernía, oíanse los últimos martillazos del carpintero en el cadalso. Al fin del corredor se levantaba el cadalso. “¡Oh, las cuerdas son buenas: ya las probó el alcaide!” “El verdugo halará, escondido en la garita del fondo, de la cuerda que sujeta el pestillo de la trampa.” “La trampa está firme, a unos diez pies del suelo. ” “No: los maderos de la horca no son nuevos: los han repintado de ocre, para que parezcan bien en esta ocasión; porque todo ha de hacerse decente, muy decente.” “Sí, la milicia está a mano: y a la cárcel no se dejará acercar a nadie.” “¡De veras que Lingg era hermoso!” Risas, tabacos, brandy, humo que ahoga en sus celdas a los reos despiertos. En el aire espeso y húmedo chisporrotean, cocean, bloquean, las luces eléctricas. Inmóvil sobre la baranda de las celdas, mira al cadalso un gato… ¡cuando de pronto una melodiosa voz, llena de fuerza y sentido, la voz de uno, de estos hombres a quienes se supone fieras humanas, trémula primero, vibrante enseguida, pura luego y serena, como quien ya se siente libre de polvo y ataduras, resonó en la celda de Engel, que, arrebatado por el éxtasis, recitaba “El Tejedor” de Henry Keine, como ofreciendo al cielo el espíritu, con los dos brazos en alto:

Con ojos secos, lúgubres y ardientes,
Rechinando los dientes,
Se sienta en su telar el tejedor:
¡Germania vieja, tu capuz zurcimos!
Tres maldiciones en la tela urdimos;
¡Adelante, adelante el tejedor!

¡Maldito el falso Dios que implora en vano,
En invierno tirano
Muerto de hambre el jayán en su obrador!
¡En vano fue la queja y la esperanza!
Al Dios que nos burló, guerra y venganza:
¡Adelante, adelante el tejedor!

¡Maldito el falso rey del poderoso
Cuyo pecho orgulloso
Nuestra angustia mortal no conmovió!
¡El último doblón nos arrebata,
Y como a perros luego el rey nos mata!
¡Adelante, adelante el tejedor!

¡Maldito el falso Estado en que florece,
Y como yedra crece
Vasto y sin tasa el público baldón;
Donde la tempestad la flor avienta
Y el gusano con podre se sustenta!
¡Adelante, adelante el tejedor!

¡Corre, corre sin miedo, tela mía!
¡Corre bien noche y día
Tierra maldita, tierra sin honor!
Con mano firme tu capuz zurcimos:
Tres veces, tres, la maldición urdimos:
¡Adelante, adelante el tejedor!

Y rompiendo en sollozos se dejó Engel caer sentado en su litera, hundiendo en las palmas el rostro envejecido. Muda lo había escuchado la cárcel entera, los unos como orando, los presos asomados a los barrotes, estremecidos los escritores y los alcaides, suspenso el telégrafo, Spies a medio sentar. Parsons de pie en su celda, con los brazos abiertos, como quien va a emprender el vuelo.

El día sorprendió a Engel hablando entra sus guardas, con la palabra voluble del condenado a muerte, sobre lances curiosos de su vida de conspirador; a Spies, fortalecido por el largo sueño; a Fischer, vistiéndose sin prisa las ropas que se quitó al empezar la noche, para descansar mejor; a Parsons, cuyos labios se mueven sin cesar, saltando sobre sus vestidos, después de un corto sueño histérico.

“¡Oh, Fischer, cómo puedes estar tan sereno, cuando el alcaide que ha de dar la señal de tu muerte, rojo por no llorar, pasea como una fiera la alcaidía!” – “Porque” -responde Fischer, clavando una mano sobre el brazo trémulo del guarda y mirándole de lleno en los ojo “creo que mi muerte ayudará a la causa con que me desposé desde que comencé mi vida, y amo yo más que a mi vida misma, la causa del trabajador, -¡y porque mi sentencia es parcial, ilegal e injusta!” “¡Pero, Engel, ahora que son las ocho de la mañana, cuando ya sólo te faltan dos horas para morir, cuando en la bondad de las caras, en el afecto de los saludos, en los maullidos lúgubres del gato, en el rastreo de las voces, y los pies, estás leyendo que la sangre se te hiela, cómo no tiemblas, Engel!“ -“¿Temblar porque me han vencido aquellos a quienes hubiera querido yo vencer ? Este mundo no, me parece justo; y yo he batallado, y batallo ahora con morir, para crear un mundo justo".

...
Llenaba de fuego el sol las celdas de tres de los reos, que rodeados de lóbregos muros parecían, como el bíblico, vivos en medio de las llamas, cuando el ruido improviso, los pasos rápidos, el cuchicheo ominoso,el alcaide y los carceleros que aparecen a sus rejas, el color de sangre que sin causa visible enciende la atmósfera, les anuncian, lo que oyen sin inmutarse, que es aquélla la hora!

Salen de sus celdas al pasadizo angosto: ¿Bien?-“¡Bien!“; Se dan la mano, sonríen, crecen. “¡vamos!” El médico les había dado estimulantes: a Spies y a Fischer les trajeron vestidos nuevos; Engel no quiere quitarse sus pantuflas de estambre. Les leen la sentencia a cada uno en su celda ; les sujetan las manos por la espalda con esposas plateadas: les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero: les echan por sobre la cabeza, como la túnica de los catecúmenos cristianos, una mortaja blanca: ¡abajo la concurrencia sentada en hileras de sillas delante del cadalso como en un teatro! Ya vienen por el pasadizo de las celdas, a cuyo remate se levanta la horca; delante va el alcaide, lívido: al lado de cada reo, marcha un corchete. Spies va a paso grave, desgarradores los ojos azules, hacia atrás el cabello bien peinado, blanco como su misma mortaja, magnífica la frente: Fischer le sigue, robusto y poderoso, enseñándose por el cuello la sangre pujante, realzados por el sudario los fornidos miembros. Engel anda detrás a la manera de quien va a una casa amiga, sacudiéndose el sayón incómodo con los talones. Parsons, como si tuviese miedo a no morir, fiero, determinado, cierra la procesión a paso vivo. Acaba el corredor, y ponen el pie en la trampa: las cuerdas colgantes, las cabezas erizadas, las cuatro mortajas.

Plegaria es el rostro de Spies; el de Fischer, firmeza, el de Parsons, orgullo radioso; a Engel, que hace reír con un chiste a su corchete, se le ha hundido la cabeza en la espalda. Les atan las piernas, al uno tras el otro, con una correa. A Spies el primero, a Fischer, a Engel, a Parsons, les echan sobre la cabeza, como el apagavelas sobre las bujías, las cuatro caperuzas. Y resuena la voz de Spies, mientras están cubriendo las cabezas de sus compañeros, con un acento que a los que lo oyen la entra en las carnes: “La voz que vais a sofocar será más poderosa en lo futuro, que cuantas palabras pudiera yo decir ahora.” Fischer dice, mientras atiende el corchete a Engel: “¡Este es el momento más feliz de mi vida!” “¡Hurra por la anarquía!” dice Engel, que había estado moviendo bajo el sudario hacia el alcaide las manos amarradas. “¡Hombre y mujeres de mi querida América…” empieza a decir Parsons. Una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos caen a la vez en el aire, dando vueltas y chocando. Parsons ha muerto al caer, gira de prisa, y cesa: Fischer se balancea, retiembla, quiere zafar del nudo el cuello entero, estira y encoge las piernas, muere: Engel se mece en su sayón flotante, le sube y baja el pecho como la marejada, y se ahoga: Spies, en danza espantable, cuelga girando como un saco de muecas, se encorva, se alza de lado, se da en la frente con las rodillas, sube una pierna, extiende las dos, sacude los brazos, tamborinea: y al fin expira, rota la nuca hacia adelante, saludando con la cabeza a los espectadores.

Y dos días después, dos días de escenas terribles en las casas, de desfile constante de amigos llorosos; ante los cadáveres amoratados, de señales de duelo colgadas en puertas miles bajo una flor de seda roja, de muchedumbres reunidas con respeto para poner a los pies de los ataúdes rosas y guirnaldas, Chicago asombrado vio pasar tras las músicas fúnebres, a que precedía un soldado loco agitando como desafío un pabellón americano, el ataúd de Spies, oculto bajo las coronas; el de Parsons, negro, con catorce artesanos atrás que cargaban presentes simbólicos de flores; el de Fischer, ornado con guirnalda colosal de lirio y clavellinas; los de Engel y Lingg, envueltos en banderas rojas, -y los carruajes de las viudas, recatadas hasta los pies por velos de luto, -y sociedades, gremios, vereins, orfeones, diputaciones, trescientas mujeres en masa, con crespón al brazo, seis mil obreros tristes y descubiertos que llevaban al pecho la rosa encarnada.

Y cuando desde el montículo del cementerio, rodeado de veinticinco mil almas amigas, bajo el cielo sin sol que allí corona estériles llaneras, habló el capitán Black, el pálido defensor vestido de negro, con la mano tendida sobre los cadáveres:-“¿Qué es la verdad, -decía, en tal silencio que se oyó gemir a las mujeres dolientes y al concurso, -¿qué es la verdad que desde que el de Nazareth la trajo al mundo no la conoce el hombre hasta que con sus brazos la levanta y la paga con la muerte? ¡Estos no son felones abominables, sedientos de desorden, sangre y violencia, sino hombres que quisieron la paz, y corazones llenos de ternura, amados por cuantos los conocieron y vieron de cerca el poder y la gloria de sus vidas: su anarquía era el reinado del orden sin la fuerza: su sueño, un mundo nuevo sin miseria y sin esclavitud: su dolor, el de creer que el egoísmo no cederá nunca por la paz a la justicia: ¡oh cruz de Nazareth, que en estos cadáveres se ha llamado cadalso!”

De la tiniebla que a todos envolvía, cuando del estrado de pino iban bajando los cinco ajusticiados a la fosa, salió una voz que se adivinaba ser de barba espesa, y de corazón grave y agriado: “¡Yo no vengo a acusar ni a ese verdugo a quien llaman alcaide, ni a la nación que ha estado hoy dando gracias a Dios en sus templos porque han muerto en la horca estos hombres, sino a los trabajadores de Chicago, que han permitido que les asesinen a cinco de sus más nobles amigos!“… La noche, y la mano del defensor sobre aquel hombro inquieto, dispersaron los concurrentes y los hurras: flores, banderas, muertos y afligidos, perdíanse en la misma negra sombra: como de olas de mar venía de lejos el ruido de la muchedumbre en vuelta a sus hogares. Y decía el “Arbeiter Zeitung” de la noche, que al entrar en la ciudad recibió el gentío ávido: “¡Hemos perdido una batalla, amigos infelices, pero veremos al fin al mundo ordenado conforme a la justicia: seamos sagaces como las serpientes, e inofensivos como las palomas!”.

José Martí
La Nación, Buenos Aires, 1 de enero de 1888


Piedras en el Zapato - Documental Antiminero

SANARTE EN CUERPO Y ALMA