ELSALMON - Revista

... Gracias por elegir la dirección contraria, la de el salmón, que frente a la corriente reinvindica la vida y la dignidad como principios supremos de una Colombia justiciera y soberana... ¿Calamar o Salmón? http://elsalmonurbano.blogspot.com

Encuentro de la I Asamblea Departamental por la paz, hacia la 2 Asamblea Nacional



|Por Leidy Arevalo Villamor|

El encuentro de La I Asamblea Departamental, hacia la 2 Asamblea Nacional por la Paz, en su etapa preparatoria subregional, convocada por el Ministerio de Trabajo,  la Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo y la Universidad Nacional, programada para el día de hoy en el edificio de la caja de Compensación Comfatolima, a partir de las 8 am y hasta las 4 pm, se desarrolló y concluyo positivamente con la participación de 44 organizaciones, instituciones,  y comisiones regionales del Tolima, que se encuentran en un hecho común: La construcción de la paz integral, estable y duradera posibilitada solo desde los procesos y escenarios territoriales, locales y nacionales, amplios, participativos, pluralistas e incluyentes que tengan en cuenta las condiciones sociales, agrarias y ambientales para una verdadera construcción de paz y justicia en Colombia.

En el contexto de los acuerdos de paz adelantados en la Habana entre el gobierno nacional y las FARC-EP,  y haciendo extensivo este diálogo y concertación para  salvaguardar y hacer efectivo este proceso,  desde la participación e inclusión de todos los sectores sociales y políticos en Colombia, se da por cumplido el objetivo de este encuentro. Concebir un dialogo deliberativo, un debate propositivo de acciones y propuestas por la defensa y consolidación de la paz a través de un desarrollo regional sostenible, la defensa y soberanía territorial y el reconocimiento y apoyo gubernamental al sector agrario y campesino del país.

Los equipos de trabajo de la 2° ANPP se constituyeron bajo tres ejes temáticos: Políticas Minero-energéticas, Desarrollo regional y construcción de paz y Cultura de Paz y post-acuerdos. Asuntos críticos y de debate para la concertación nacional que hacen parte intrínseca de la raíz del conflicto armado y que confirman  la necesidad de un cambio estructural, sistémico que le ponga fin a la problemática.

De esta manera el sentir de las comunidades, organizaciones, y representantes populares en esta asamblea, como Congreso de los Pueblos,  la Central Unitaria de Trabajadores, el Partido Comunista, la Asociación Agraria Colombiana, la Unión Sindical Obrera, el Comité ambiental,  la Corporación Reiniciar… docentes, jóvenes, campesinos y líderes de Ibagué, Fresno, Líbano, Coyaima, honda….  y demás participantes recogen de manera local, las mismas preocupaciones y problemáticas extensivas en todo el territorio colombiano: la explotación minero-energética y el conflicto armado, el aniquilamiento agrario y las políticas de tratados de libre comercio, la imposibilidad de paz bajo el sistema actual capitalista y ecocida que se manifiesta con paso acelerado desde los últimos gobiernos nacionales y su plan de desarrollo.

Las propuestas y conclusiones nutridas que se han venido trabajando desde las bases sociales que luchan por el Tolima y la región podrán ser escuchadas en una rueda prensa programada para los próximos días.

Ibagué, 28 de agosto de 2015.

Una Visión Estudiantil Sobre la Actual Crisis de la Universidad del Tolima




La Universidad del Tolima, el principal claustro de educación superior del departamento, se encuentra en la que tal vez es la crisis más grave de toda su historia: Tal crisis se encuentra reflejada en los retrasos en el pago de la nómina a profesores, contratistas y becarios, así como  un déficit, a 2014, de más de 5.000 millones de pesos. Alterna a ésta, existe igualmente una crisis académica, de identidad, de liderazgo, siendo apenas algunos de los rasgos de la situación decadente de nuestra Alma Máter.

Las causas de esta grave crisis podemos encontrarlas tanto en factores externos como internos. Es cierto que la política educativa de los últimos gobiernos nacionales ha implicado un proceso de debilitamiento sistemático y planificado de la educación superior pública, propiciando de paso el fortalecimiento de la educación superior privada, con políticas de subsidio a la demanda (ICETEX), la reciente creación del programa “ser pilo paga”,  la construcción de indicadores de gestión violatorios -en algunos casos- de la autonomía universitaria, entre otros aspectos. Lo anterior es, desde luego, un componente  externo de la problemática por la cual atraviesan las universidades públicas del país, pero difícilmente puede servir como argumento –a veces excusa- para justificar todo lo que ha sucedido con la Universidad del Tolima.

Las causas internas, entre las que deben incluirse la influencia de la politiquería tradicional a través de la presión que han ejercido los gobernadores de turno – y el actual no es una excepción- para el sostenimiento de cuotas burocráticas al interior del claustro ha generado, entre otras cosas,  el aumento de la contratación por prestación de servicios, la proporción exagerada entre funcionarios vs docentes y graves problemas de viabilidad financiera.

En efecto, estudios técnicos señalan que la universidad podría funcionar con alrededor de 700 funcionarios mientras que a cierre de 2014 había 1.430; cifra que cuadruplica el número de profesores de planta (319). Así mismo  la Universidad ha venido siendo tomada por el espíritu y el accionar corporativo (“roscas” de algunos profesores, funcionarios, egresados, etc.)  quienes  a expensas del procesos de  democratización espuria –como  la elección de decanos- se apropian de facto de facultades, dependencias, oficinas, etc. administrándolas como feudos, al mejor estilo señorial, para la consecución de estrictos y estrechos objetivos personales, de espaldas a los principios y misión universitaria.

A ese contexto se suma el  nefasto papel que han jugado muchos representantes estudiantiles quienes han representado y defendido no el interés público, sino los intereses de la mediocridad académica y el acomodamiento acrítico.

Sorprende que muchos de estos sectores y organizaciones en varias ocasiones, y con el pretexto de evitar que el gobierno nacional impusiera un “rector neoliberal, que llegue a aplicar la política nacional” dieron apoyo directo o a veces vergonzante a las tres administraciones del ex rector Ramón Rivera. ¡Oh sorpresa! Pues precisamente quien aplicó al pié de la letra la política educativa del entonces gobierno Uribe fue precisamente el rector de marras, con el desborde del IDEAD, el aumento de la cobertura en detrimento de la calidad, los convenios con la Universidad San Martín-recientemente intervenida por el Ministerio de Educación- el vuelco de las facultades a la venta de servicios con el subsecuente descuido de las labores misionales por parte de las decanaturas, una mayor flexibilidad académica, la cual, entendida como se ha hecho en la UT ha significado hacer grandes y graves concesiones a la mediocridad académica.

Con esta caracterización crítica del pasado no se pretende, de ninguna manera, salvar la responsabilidad que atañe a la actual administración encabezada por el doctor Herman Muñoz. En primer lugar, porque el doctor Muñoz hizo parte de las últimas administraciones de la Universidad, ya sea en la vicerrectoría de Desarrollo Humano –verdadero espacio para alimentar a los sectores estudiantiles que con sobrada abyección han sido cooptados gracias al generoso botín de puestos y contratos entregados- o en la vicerrectoría académica, avalando la política de despilfarro, pago de favores, debilitamiento de la exigencia académica y el rigor, etc. Es precisamente desde estos espacios donde se ha construido el actual contubernio, la actual camarilla que desgobierna a la Universidad del Tolima.

Precisamente en la actual coyuntura electoral los dos candidatos a la rectoría de la universidad (el actual rector y German Rubio Guerrero) representan una falsa disyuntiva pues son crías de la misma camada: ambos fueron altos directivos de administraciones pasadas, avalaron e implementaron las nefastas políticas aquí denunciadas.

La Universidad del Tolima ya está privatizada: priman los intereses corporativos de los distintos actores que componen la institución y los ejercicios “democráticos” en su interior han servido no como vía de escape a estos intereses sino como su mecanismo de refrendación o recomposición. A lo que hemos asistido en los últimos años es al patético espectáculo de la disputa entre estos actores por el reparto del botín, como si la Universidad le perteneciera solo a aquellos que participan de la distribución de los recursos públicos, y no a la sociedad tolimense.

Así las cosas, los recientes resultados negativos y escándalos en los que se ha visto envuelta la Universidad, no deben sorprender: son la consecuencia obvia del debilitamiento a la que ha sido sometida la Universidad gracias a los “buenos oficios” de esos “demócratas” quienes han estado en los principales puestos directivos. Particularmente cínica ha sido la reciente reacción del doctor Herman Muñoz ante los nefastos resultados del ranking del Ministerio de Educación, señalando como culpables de los malos resultados a las administraciones anteriores y olvidando interesadamente que precisamente él participó de manera activa en aquellas administraciones como vicerrector académico.

Hoy más que nunca se justifica alzar la voz en defensa del interés público, la misión universitaria, sus principios, su ethos, y denunciar sin dilaciones la grave crisis que padece nuestra Universidad. Es nuestro deber como académicos, como ciudadanos y como tolimenses.

Por ello apelamos a las bases estudiantiles, profesores independientes y egresados preocupados por el futuro de su alma máter,  a construir espacios de discusión y debate público sobre la actual situación de la universidad y desenmascarar a sus responsables.

Representación Estudiantil  Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas – Universidad del Tolima

CUMBRE AGRARIA, CAMPESINA, ÉTNICA Y POPULAR CONVOCA A QUE EL PUEBLO SE PRONUNCIE FRENTE A INCUMPLIMIENTO DE LOS ACUERDOS



Del 30 de agosto al 5 de septiembre se realizarán en todo el país acciones de movilización convocadas por la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, como rechazo frente al incumplimiento de los acuerdos pactados con los distintos sectores que convergemos en este escenario de unidad popular, el Plan Nacional de Desarrollo, y la falta de garantías en la participación política.

A partir del 30 de agosto, en diferentes lugares del país, y especialmente en la ciudad de Bogotá se realizarán acciones de movilización pacífica por parte de la Cumbre Agraria, Campesina Étnica y Popular a fin de hacer una evaluación pública del proceso de negociación que viene adelantando con el gobierno nacional, luego de los Paros y la Minga Indígena del 2013 y 2014. Negociación que después de haber sido formalizada mediante acuerdos y decretos presidenciales durante el año 2014 atraviesa por una profunda crisis reconocida por el propio gobierno nacional y por las Naciones Unidas (ONU) en su calidad de garantes.

A pesar de que el mismo Presidente de la República en repetidas ocasiones ha manifestado que la negociación con la Cumbre Agraria es fundamental para aclimatar lo que denomina etapa de postconflicto, simultáneamente viene implementando una serie de medidas políticas y legales que van en total contravía de los acuerdos pactados y, con las exigencias planteadas por la Cumbre en su Pliego Unificado que sin duda serán generadoras de una nueva etapa de conflictos sociales y políticos.

La imposición de un PND inconsulto, el impulso del proyecto de ley de Zidres, la reglamentación de la consulta previa, la erradicación forzada de cultivos de uso ilícito, la profundización de los acuerdos de libre comercio, las detenciones arbitrarias y la criminalización de la protesta, son solo algunas de las medidas gubernamentales que ponen en cuestión la voluntad del Gobierno Nacional de avanzar hacia una verdadera negociación con sectores sociales históricamente excluidos y determinantes en el proceso de diálogos de Paz; así como las campañas de discriminación, estigmatización y persecución de las justas luchas y conquistas de los Pueblos por sectores políticos, económicos y militares que pretenden deslegitimar la lucha popular de las comunidades rurales, en especial la lucha y el bueno nombre del movimiento indígena colombiano.

Exigimos una verdadera voluntad de diálogo por parte del Estado para avanzar en concretar los acuerdos suscritos y en el abordaje y compromisos ciertos en torno a los ocho puntos del pliego único presentado formalmente por la Cumbre Agraria y que hasta el momento no hay ningún avance.

Convocamos al pueblo colombiano, en el marco de Las Jornadas de la Indignación Campesina, Étnica y Popular, a que se pronuncie frente al reiterado incumplimiento que ha tenido frente a los sectores sociales populares. De nuestra parte estaremos realizando una Asamblea Popular en Bogotá con alrededor de 5000 delegados, que estará articulada a múltiples mecanismos de diálogo con el pueblo colombiano en calidad de constituyente primario con el fin de analizar y debatir el presente y futuro de los acuerdos y diálogos de negociación con el gobierno y la posibilidad de convocar a nuevas jornadas de movilización, en caso de que el gobierno no muestre una verdadera voluntad política para atender las justas demandas del sector agrario y de los demás sectores que se expresen en el marco de esta Jornada Nacional de Indignación.

CUMBRE AGRARIA, CAMPESINA, ÉTNICA Y POPULAR
Bogotá, 27 de agosto 2015

* Convocatoria Jornadas de indignación Campesina, Étnica y Popular http://issuu.com/cumbreagraria/docs/convocatoria_jornadas_de_indignacio 

* Comunicado de prensa de las Jornadas de indignación Campesina, Étnica y Popular

FORO- DEBATE DEMOCRACIAS EN DISPUTA. Izquierdas y transformación social



|Del Grupo Permanente de Trabajo sobre Alternativas al Desarrollo|

Auditorio Camilo Torres Restrepo, Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional
Miércoles 2 y  jueves 3 de septiembre de 2015
Bogotá

La crisis múltiple generada por la civilización capitalista en el mundo ha llevado a restricciones  y resignificaciones drásticas de la democracia.

En este foro, queremos analizar y discutir desde la experiencia histórica de las izquierdas y a partir  de las luchas populares en diferentes países qué tipos de democracias queremos impulsar.

¿Qué estrategias podemos ensayar para recuperar, ampliar y radicalizar la democracia? ¿Por qué el ámbito de la economía queda por fuera de la deliberación democrática?

¿Qué desafíos representa la transformación social democrática para las izquierdas? Son algunas de las preguntas que serán abordadas.

La oficina para los países andinos de la Fundación Rosa Luxemburg , el Grupo Permanente de Trabajo Sobre Alternativas al Desarrollo y la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional les invita al foro debate internacional "Democracias en disputa, izquierdas y transformación social” con prestigiosas y prestigiosos ponentes internacionales y nacionales.

Los temas y actividades del foro se encuentran a continuación.

Quedan cordialmente invitados. La entrada es libre.

Miércoles 2 de septiembre
Sesión 1/2pm-4:30pm

Palabras de bienvenida
Genaro Sánchez Moncaleano, Decano académico de la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales. UN

¿Por qué y de qué manera queremos resignificar los conceptos y prácticas
democráticas hoy en nuestro continente?

Introducción y presentación.
Miriam Lang, Alemania/Ecuador

Conferencias
La constituyente y el proceso de paz
Piedad Córdoba, Colombia
Radicalizar la democracia en América Latina
Luis Tapia, Bolivia

Modera: Sandra Rátiva, Colombia

Sesión 2/ 4:30 pm-7 pm
Razón económica: ¿el límite de la  democracia?

Conferencia
Extractivismo y democracia
Eduardo Gudynas, Uruguay

Mesa de debate
¿Cómo extender la democracia a lo económico y superar la división entre economía y
política para hacer viables las alternativas al desarrollo?
Verónica Gago, Argentina, Javier Gómez, Bolivia  y Lizeth Vargas, Venezuela

Modera: Edgardo Lander, Venezuela

Jueves 3 de septiembre
Sesión 3/ 9am-1pm

Palabras de bienvenida

Catalina Toro Pérez, Directora de Departamento de Ciencias Políticas, Universidad Nacional.

¿Qué desafíos enfrentan las izquierdas en la construcción democrática de alternativas de sociedad?

Conferencias:
La difícil relación histórica de las izquierdas con la Democracia
Klaus Meschkat, Alemania
La experiencia de Nicaragua: de la Revolución Armada a la Involución Democrática.
Mónica Baltodano, Nicaragua
Procesos democráticos de izquierda en las luchas colombianas
Marylen Serna, Colombia
Izquierdas, populismos y democracia. Dilemas de una relación histórica
Maristella Svampa, Argentina

Modera: Catalina Toro Pérez, Colombia

Sesión 4/2pm-5:30 pm

¿Cómo se profundiza la democracia a partir de las diferentes estrategias de lucha?

Mesa de debate
Dilemas y tensiones entre transformar desde arriba y transformar desde abajo
Pablo Ospina, Ecuador. Elisa Vega, Bolivia. Alexandra Martínez, Venezuela. Sergio Tischler, México.

Moderan: Karin Gabbert, Alemania y Miriam Lang, Alemania/Ecuador

4:30 pm-5 pm
Conferencia:
¿Cómo superar, desde una perspectiva feminista, la dicotomía economía-política?
Silvia Federici, EEUU/Italia

Modera: Dunia Mokrani, Bolivia

Receso


Lanzamiento de publicaciones
6pm -8pm

La osadía de lo nuevo
Alternativas de política económica

Presentación: Alberto Acosta, Ecuador
Comentario: Tatiana Roa, Colombia

¿Cómo transformar? 
Instituciones y cambio social en América Latina y Europa

Presentación: Sandra Rátiva, Colombia. Edgardo Lander, Venezuela

Modera: Claudia López, Bolivia

Se entregarán los libros de manera gratuita
Brindis

COLOMBIA: El programa de protección de periodistas debe ser reformado [ES] [FR] [EN]‏



A 15 años de la creación del programa de protección a periodistas en Colombia, se evidencian deficiencias que exigen reformular el modelo. Estas problemáticas son recogidas en dos informes que se enmarcan en la campaña "Periodismo en Riesgo". Uno de los documentos es presentado por la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), y el otro bajo la alianza Reporteros Sin Fronteras (RSF-América Latina) y Federación Colombiana de periodistas (FECOLPER).

Crisis presupuestal, crisis en la toma de decisiones, dificultades para evaluar los niveles de riesgo y agilizar los trámites; retrasos injustificados en la implementación y entrega de los esquemas de protección; corrupción, entre otras situaciones desarrolladas en estos informes dan cuenta de los numerosos problemas.

Para la FLIP, aunque el número de homicidios a periodistas ha disminuido considerablemente, el panorama sigue siendo desalentador. Un programa que es cada vez más complejo también es cada vez más ineficiente e indiferente con los periodistas de región. 

En estos 15 años, el Estado ha optado por orientar la protección hacia la custodia de los periodistas, escoltándolos, pero dejando de lado la justicia, la prevención y la eliminación del riesgo. Las agresiones contra la prensa no disminuyen, y de las 338 amenazas contra periodistas que la Fiscalía General de la Nación tenía registradas en agosto de 2014, sólo en una se condenaron a los responsables. 

Por otra parte, Adriana Hurtado, presidenta de la Federación Colombiana de Periodistas, asegura que  "La Unidad Nacional de Protección (UNP) no debe excusarse en dificultades de tipo presupuestal, personal o administrativo, para cumplir eficientemente su función y garantizar la vida de los protegidos. 

               “los protegidos aseguran que terminan pagando costos de mantenimiento de                          vehículos, sin que el Estado en muchos casos les reintegre el dinero”. 

No constituye una respuesta adecuada a la naturaleza de la entidad, atribuir las fallas y deficiencias de su funcionamiento a problemas de coordinación institucional o a actuaciones individuales de sus funcionarios anteriores o actuales. No se puede trasladar a los protegidos la carga de operación y funcionamiento de una entidad del Estado, la responsabilidad de protección, asignada a la UNP, debe ser cumplida integralmente como lo manda la ley y la Constitución Nacional ". 

"Es evidente que el mecanismo de protección de los periodistas en Colombia es defectuoso y necesita ser reformado”, dice Emmanuel Colombié, jefe de la oficina latinoamericana de RSF.  “En un país como Colombia, uno de los más mortíferos en América del Sur para los periodistas, la importancia de este tipo de dispositivo es crucial, por lo que hacemos un llamado a las autoridades colombianas a trabajar ahora con su reestructuración".

El informe de FECOLPER e RSF Colombia: actividad periodística en riesgo recoge la percepción y testimonio de 104 periodistas que están vinculados al Programa de Protección; establece datos sobre el funcionamiento y las medidas otorgadas. Además de poner en relieve deficiencias del Programa, el texto abarca riesgos y vivencias que enfrentan estos periodistas amenazados. Lea el informe aquí

El informe de la FLIP, “15 años de protección a periodistas en Colombia: esquivando la violencia sin justicia”, evalúa el desarrollo normativo, financiero y operativo del programa de protección que el Estado ha brindado a los periodistas colombianos en los últimos 15 años y revela datos claves sobre los costos, resultados y errores de la protección estatal. Lea el informe aquí

La reforma al Programa de Protección es un paso significativo para la libertad de prensa en Colombia y algunas de las recomendaciones podrían ser:

•  Reformular el concepto y metodología con la que se establecen los niveles de riesgo, así como los criterios con los que se otorgan las medidas de protección.
•  Reestructurar la cadena administrativa para garantizar una respuesta rápida y adecuada a los riesgos que enfrentan los periodistas.
•  Capacitar al personal de la UNP, encargado de los temas de seguridad, en cuestiones de la libertad de información.
•  Garantizar la participación de la Fiscalía en el programa de protección. La protección no estará completa mientras las amenazas a la prensa queden impunes.
•  Reformular el programa de protección para que deje de ser exclusivamente reactivo. Prevenir y favorecer un ambiente seguro para la prensa es la mejor forma de protegerla.

Fecolper, RSF y la FLIP llamamos la atención de las problemáticas que se han presentado en el programa de protección a periodistas durante estos 15 años. Esperamos que las autoridades tomen medidas adecuadas y al mismo tiempo luchen contra los orígenes del problema de la violencia. Así como lo dijeron los periodistas colombianos el pasado 9 de febrero, Día del Periodista, “su mejor regalo” sería la seguridad física y el fin de la impunidad.

Colombia ocupa el puesto 128 de 180 países en el ranking mundial de la libertad de prensa publicada por RSF en febrero de 2015.

CARTA PÚBLICA DE JOSE MARBEL SAMORA: DESINFORMAR Y CONFUNDIR: OTRO INSTRUMENTO DE GUERRA



La Fundación Lazos de Dignidad difunde Carta Pública allegada por el Prisionero Político JOSE MARBEL SAMORA, quien en su condición de miembro de la insurgencia privado de la libertad en la Penitenciaria de Máxima Seguridad La Tramacúa de Valledupar, aclara no hacer parte del Comité de Reconciliación anunciado por los medios de comunicación en recientes días.


DESINFORMAR Y CONFUNDIR: OTRO INSTRUMENTO DE GUERRA



Camaradas Prisioneros Políticos y de Guerra, Ong´s de Derechos Humanos y Medios de Comunicación.

A propósito del artículo publicado el día 15 de agosto del 2015, en la sección judicial del Espectador titulado LA PROPUESTA DE PAZ QUE MILITARES Y GUERRILLEROS HICIERON LLEGAR A LA HABANA, ampliamente publicitada por RCN Y CARACOL, es necesario  algunas reflexiones y manifestar lo siguiente:

1. Se habla en el artículo de la constitución de un supuesto COMITÉ DE RECONCILIACIÓN, compuesto por militares, policías y guerrilleros presos. Que como representantes de las FARC, fueron escogidos por elección, entre otros comandantes a JOSE MARBEL SAMORA “chucho”. Dicha información en lo que tiene que ver con el suscrito es totalmente falsa, y sin ningún asidero de la realidad, nunca he participado en reuniones con militares presos y menos en elecciones y elaboración de documentos o propuestas conjuntas en torno al tema de la paz. Tengo el pleno convencimiento que los planteamientos y propuestas de los prisioneros de las FARC-EP, ya se han sido abordadas por la delegación de paz de nuestra organización en la Habana y muchas ya puestas en discusión en la mesa, que los guerrilleros aún en la prisión, seguimos siendo parte orgánica de las FARC-EP y por lo tanto nuestros delegados ya están  presentes en la habana. Mal haríamos desde la prisión autonombrarnos como voceros o delegados de comisiones o propuestas paralelas a las ya establecidas por nuestro Estado Mayor Central, quien es el único autorizado para designar o delegar tan importantes tareas por mandato de la  Conferencia Nacional de Guerrilleros. Tengo la plena certeza que lo que nos hace fuertes hasta el punto de llevar al Estado a  sentarse en una mesa de negociaciones en la búsqueda de una salida al grave conflicto que vive el país es nuestra unidad de mando,  subordinación y alta moral revolucionaria, reflejo del nivel y cohesión ideológica y política, elementos tan necesarios en las duras condiciones del presidio.

2. Los prisioneros de las FARC-EP, somos claros de la constante preocupación e interés de nuestra organización en la tarea fundamental por la liberación de todas y todos los prisioneros políticos y de guerra, así lo demuestran los reiterados pronunciamientos de la delegación de Paz, entre esos uno muy reciente del Camarada Grandha,  al plantear que para la firma de un  acuerdo final con el Gobierno y alcanzar la paz estable y duradera, necesariamente debe pasar por la liberación de todos los guerrilleros presos en las mazmorras del régimen y la repatriación y libertad de nuestros compañeros presos en los EEUU en cabeza de Simón Trinidad. Propuestas como la mencionada por el Espectador y su comité de reconciliación contradicen lo planteado cuando piden la puesta en libertad de los que llevan más de ocho años en prisión, haciendo simetría con la Ley de Justicia y Paz de los paramilitares que condujo a la impunidad, o tratando de acomodarse en el Marco Jurídico para la Paz o Justicia Transicional que es el esquema jurídico para grupos insurgentes derrotados y desmovilizados, es el sometimiento de las reglas de juego, del  vencedor que impone condiciones al vencido y desdibuja cada vez más el delito político o Rebelión. Nosotros los prisioneros políticos y de guerra, recogiendo los lineamientos de las FARC-EP, hemos discutido y  elaborado un documento desde el  colectivo de prisioneros políticos Benkos Biohó, que recoge nuestra posición sobre lo que debe ser una Amnistía e Indulto amplia e incondicional presentado en el 2do encuentro Nacional e Internacional de la Coalición Larga Vida a las Mariposas por la libertad de los Prisioneros Políticos y aprobado por sus delegados, enriquecido por otros colectivos de diferentes cárceles, esta sí, es una propuesta nuestra y en nada difundida por los grandes  medios de desinformación, el énfasis radica en no permitir ni un día de prisión para ningún guerrillero y menos para nuestra dirigencia, esto sería permitir a la clase en el poder a través de su aparato judicial, alcanzar lo que no ha podido en más cincuenta años de confrontación política y militar. Al recaer la responsabilidad de los casos tipo de Crímenes de Lessa Humanidad en nuestros jefes, de forma selectiva se decreta su muerte política dejando acéfalo cualquier proyecto político que surja de  los acuerdos, otra forma de exclusión política.

3. Son conocidas las duras condiciones que vivimos los presos políticos y  prisioneros de guerra y la mayoría de presos del país, nuestro caso se acentúa siendo  víctimas de torturas, aislamiento, falta de atención en salud, la discriminación, los montajes judiciales y la extradición entre otros. Que requerimos como lo ha planteado nuestra  delegación de Paz en la Habana, la libertad urgente de los enfermos graves y lisiados de guerra como acto humanitario y recíproco a las muestras de paz de las FARC, pero no por lo anterior buscamos la creación de condiciones especiales para los nuestros como lo plantea el artículo mentiroso. Nuestra lucha al interior de las prisiones, siempre ha sido por la defensa de los derechos humanos, y las condiciones dignas de vida para todos los prisioneros, donde nuestro verdadero aliado ha sido y serán los que son producto de la pobreza, la desigualdad, el despojo y la exclusión. Por eso, no admitimos y desautorizamos a toda aquella persona u organización que pretenda hacer de nuestras necesidades banderas en busca de intereses personales, oportunistas y de acomodamiento.

Convoco a todos los prisioneros a no dejarse confundir y no permitir que sectores ajenos a nuestra causa saquen provecho con lo que siempre ha sido nuestra razón de ser, La Paz con Justicia social que conlleva a la verdadera reconstrucción y reconciliación Nacional.

Por último, invitar a todos los colectivos de prisioneros políticos y de guerra a que se discuta y  se pronuncien en lo aquí planteado, a elevar la vigilancia revolucionaria a mantener la dinámica  del trabajo político y organizativo.

A los medios de desinformación en esta ocasión en especial al Espectador,  si existe algo de ética profesional, rectificar lo del artículo y no confundir a la opinión que eso en nada ayuda a alcanzar la paz tan anhelada.

Cordialmente,


JOSE MARBEL SAMORA  “CHUCHO”
Cárcel de Alta Seguridad “La Tramacua”
Valledupar / Cesar “la Guantánamo de Colombia”
Colectivo Benkos Biohó
Agosto de 2015

Piedras en el Zapato - Documental Antiminero

SANARTE EN CUERPO Y ALMA